Las cooperativas sanluqueñas triunfan en la categoría de bodegas inscritas con dos premiados y Trebujena arrasa con los tres premios de mostos artesanales en la VII edición del certamen. Si la última cosecha del Marco fue buena en líneas generales, la de los municipios de la Costa Noroeste puede calificarse de excepcional, en concreto las de Trebujena y Sanlúcar, que se imponen ganadores de la séptima edición del concurso oficial de mostos que organiza el Consejo Regulador.

Finalistas Trebujena

La institución jerezana del vino hizo ayer entrega de los galardones a los premiados en las dos categorías en concurso: la de mostos artesanales cuyo primer premio recayó en el viticultor de Trebujena, Juan Antonio Cordero Moyano (Viña El Redondón), seguido en segundo y tercer puesto por el también trebujenero Juan Antonio Varela Silva y Juan Francisco Pulido, conocido como “El Piraña” (Viña Alventus); y la de vinos jóvenes de las bodegas inscritas, al frente de cuya clasificación figuran las cooperativas Virgen de La Caridad (Sanlúcar), Bodega San Francisco Javier (Jerez), el nuevo proyecto en Jerez de Peter Sisseck y Carlos del Río  y la también Cooperativa sanluqueña Covisan.

Los grandes eventos han dado paso a celebraciones mucho más íntimas y personales. La pandemia sanitaria del coronavirus ha golpeado los cimientos del sector vitivinícola en cuanto a visitas y celebraciones se refiere, obligando a los profesionales a adaptarse a la nueva realidad y reinventarse. Por lo que este año el Consejo Regulador ha trasladado el acto de entrega de premios del VII edición Concurso de Mostos del Marco de Jerez de la bodega San Ginés a la viña La Zarzuela. Una de las pocas viñas ecológicas del Marco de Jerez que su propietario José Manuel Bustillo, reconocido viticultor y asesor técnico ofreció a la organización para dicho encuentro.

Además de los premiados, el acto contó con la presencia de representantes de las diferentes bodegas premiadas, entre ellos muchos de los participantes en la séptima edición de este concurso que, según significó el director del Consejo Regulador, César Saldaña, se instauró como homenaje al viñedo y a los viticultores del Marco, grandes artífices de los mostos con los que se elaboran los vinos amparados por la Denominación de Origen del jerez y la Manzanilla de Sanlúcar.

Saldaña destacó la dificultad que entraña la designación de los ganadores para el jurado, integrado por los miembros del comité de cata del Consejo. Los asistentes pudieron catar los seis son magníficos ejemplos de la calidad de los mostos de Jerez junto a un ajo de viña elaborado especialmente por establecimiento jerezano  “El Camino del Rocío” para la ocasión.