Los Bermejales es un agradable barrio residencial nacido, no hace demasiados años, a continuación de Heliópolis yla barriada Elcano. Ofrece una diversa oferta gastronómica donde podemos encontrar bares y restaurantes para todos los gustos. Allí ha resurgido con fuerza el nombre de un emblemático bar del centro de Sevilla que marcó una época en el Arenal, Infanta.

Manolo González cortando jamón ibérico…

Manolo González, artífice de aquel Infanta, está acompañado

… y el resultado

en este nuevo proyecto por otro histórico de nuestros bares más entrañables, Juan Iglesias, que llevaba con muy buena mano aquel O’Tapas Albahaca de la “cava los gitanos” en Triana, que tan buena bodega reunió y tantas alegrías nos daba, tanto en su breve barra, como en su acogedor comedor interior.

Ensaladilla

Pues bien, este par de artistas ha montado un coqueto bar, tipo bodegón andaluz, con mucho arte y gusto, en la esquina de la Avenida de Grecia con la calle Bolonia, donde todo respira sevillanía y aromas de buenos

Bacalao ahumado sobre pan con salmorejo

productos. Hombres experimentados en el mundo de la hostelería, han puesto todo su saber y experiencia al servicio de sus clientes, que, barrio aparte, vienen de toda Sevilla para disfrutar de su cocina, su bodega y, por supuesto, su atento y diligente servicio, con unos chavales rápidos, educados y eficientes.

Salmón y tomate

En cuanto a la carta, en fin, qué quieren que les diga, que ya están tardando en ir. El jamón ibérico y las chacinas son de primera, eso, como el valor en la antigua “mili”, se les supone, pero hay más. En este primer contacto sentados en mesa, he estado antes pero más ligero en la visita, disfruté de una estimable Ensaladilla, unos Dados de salmón sobre tomate que, cosas mías,

Jarrete de cordero y Voelos Reserva 2014

combiné con la ensaladilla con óptimos resultados, bocado suculento también la Tosta de Bacalao sobre Salmorejo. Se me iban los ojos detrás de la fuente de Pollo frito de la mesa de al lado, y de una Parrillada hecha en mesa con plato caliente, de la que disfrutaban otros vecinos. Me decanté por un Jarrete de cordero,

Equipo de Infanta Sevilla, con Manolo González y Juan Iglesias

 

 

acierto pleno, tierno, jugoso, sabroso, fantástico. Tras un Godello un tanto dulzón para mi gusto en los entrantes, acompañé el cordero con un gran Voelos Reserva 2014 (D. O. Ca Rioja), perfecta pareja, el vino siguió funcionando de fábula con una tabla de magníficos quesos para rematar la velada.

Se me han quedado cosas pendientes de la carta de Infanta Sevilla que dejo para posteriores visitas, ayyyy, esos Huevos estrellados con chorizo