Éxito de la primera feria gastronómica presencial de Andalucía. El pasado miércoles día 28 de Abril se clausuró la última edición de esta feria de la hostelería y la gastronomía que se celebra en el palacio de ferias y congresos de Málaga. Se cierra esta vigesimotercera edición con una afluencia de público que ha rondado los 7.000 visitantes en tan solo dos días y medio.

Hay que resaltar que todas las medidas de prevención sanitarias funcionaron a la perfección, poniendo en marcha un protocolo de análisis y control de antígenos más que eficaz a la entrada, lo que permitió agilizar los accesos al recinto con muy poca demora.

En el atrio principal y a unas distancias prudenciales, se distribuían los diferentes stands de las 130 empresas expositoras, en los que se desarrollaban contactos y relaciones comerciales, muestras y degustaciones sin excesivas aglomeraciones. Las empresas productoras se han alternado, así, con otras de servicios a la hostelería, empresas de innovación tecnológica, y logísticas.

La gastronomía tenía su escenario reservado en el espacio “The Kitchen” donde se han dado cita cocineros de primera línea del panorama nacional con el especial protagonismo de los cocinaros andaluces, abriendo las jornadas el chef Dani García, el lunes por la mañana. Apuntamos que como moderador y presentador de las diferentes ponencias ofició el gastrónomo Fernando Rueda, que dirigió con su particular tono distendido las diferentes exposiciones que tuvieron lugar en el escenario The Kitchen.

Plato de Javier Ollero. Culler de Pau

El martes asistimos  a una jornada muy completa que iniciaría Benito Gómez (Restaurante Bardal, Ronda) con dos estrellas Michelin, seguido de Javier Olleros (Culler de Pau) primer dos estrellas en Galicia al que siguió  Paco Morales (Noor, Córdoba) con también dos estrellas.  Lola Marín Granada del restaurante Damasqueros inició la sesión de tarde, tras la pausa del almuerzo y presentó tres recetas de marcada raigambre granadina.

Plato de Lola Marín. Damasqueros

 

 

Carolina Sánchez, del restaurante Íkaro en Logroño, expuso su concepto de cocina de fusión hispano-ecuatoriana y por parte del restaurante Cachito de Elche, Noelia y Lidia, cuarta generación de familia arroceros, demostraron sus conocimientos en lo referente a los arroces de Levante. Cerró la jornada Charo Carmona, que desde su restaurante situado en Antequera, Arte de Cozina, nos trajo la elaboración de platos emblemáticos de la cocina secular española.

Ponencia de Paco Morales, Noor

Se cerraba este salón el miércoles con el concurso de recetas Sabor a Málaga para jóvenes cocineros y escuelas de hostelería.

Siendo este el primer evento gastronómico que se celebra de forma presencial en época de pandemia, hay que resaltar la perfecta organización y puesta en escena del congreso, diseñada por la empresa malagueña “La Kocina” liderada por dos profesionales de larga trayectoria en esto de la gastronomía Jordi Bataller y Richard Alcayde coordinadores de su joven equipo.

Animación en los stands del Congreso

 

Ha sido ésta una experiencia interesante, muy agradable y reconfortante. La valoración general que se hace de esta edición del salón H&T de este año, a pesar de las circunstancias es mucho más que favorable. Esperemos pues que pronto la vuelta a la normalidad nos haga recuperar las estadísticas y los números de otros tiempos. Mientras tanto demos un sobresaliente a estos primeros e ilusionantes eventos.