La Cámara de Comercio de Sevilla ha reunido a profesionales relacionados con la gastronomía andaluza y mediterránea, el turismo y la hostelería, además de representantes de Prodetur, Turismo de Sevilla, la Academia Sevillana de Gastronomía y Turismo, la Asociación de Hoteles y la de Hostelería de Sevilla, Landaluz y la Asociación Sevillana de Empresas Turísticas, para presentar la “Declaración de la Dieta Mediterránea”.

Intervención de Francisco Herrero, Presidente de la Cámara de Comercio de Sevilla

En el mismo acto la  Cámara de Comercio ha considerado oportuno entregar galardones a empresas, entidades y profesionales que, a través sus diferentes campos de trabajo, representan y promueven los valores de la llamada “Dieta Mediterránea”.

Este Foro está enmarcado dentro de las actividades del proyecto europeo “MD.net”, del cual la Cámara de Sevilla es socio junto con otras doce instituciones de distintos países europeos de la región mediterránea.

Un encuentro con el que la Cámara pone de manifiesto su interés por fomentar la gastronomía de Sevilla y su provincia como pieza clave del desarrollo empresarial y económico.

“Poner en valor la Dieta Mediterránea como elemento esencial de la gastronomía y su incidencia en sectores económicos cómo la agricultura, y el turismo, pero también en la salud, la cultura, el desarrollo rural y la sostenibilidad. Un encuentro que nos permitirá reflexionar sobre lo que supone nuestra dieta, su potenciación y aprovechamiento para el fomento de una alimentación saludable, además de ser una herramienta fundamental para la promoción de los productos de nuestra tierra, y un atractivo turístico diferenciador que nos permite competir con éxito con otros destinos”, ha explicado el Presidente de la Cámara en su intervención.

Primer galardón institucional a la joven Academia Sevillana de gastronomía y Turismo

El coordinador del proyecto Interreg MD.net, Manuel Montoya, ha explicado que la “Declaración de la Dieta Mediterránea” es un conjunto de habilidades y conocimientos del saber hacer de la agricultura, ganadería, pesca y del intercambio de alimentos que hay que defender, proteger y promover. Por lo que varios países se han unido con el apoyo de los Fondos Europeos y la Unesco para su defensa y promoción, y cómo una herramienta poderosa para revitalizar la economía y el turismo, además de los hábitos de alimentación saludable. Entre todos queremos difundir y reconocer la dieta mediterránea cómo una marca. De esta manera, las industrias pueden vender sus productos, mientras que los hosteleros se convierten en la clave para promocionarlos, a través de los que nos visitan. Los extranjeros le dan valor a nuestros productos y lo exportan al exterior a través de estas experiencias gastronómicas”, ha explicado el coordinador del proyecto que ha animado a todos los empresarios e instituciones a unirse a la “Declaración de la Dieta Mediterránea” a través de la web www.dietamediterranea.com

Durante el encuentro, la Cámara ha reconocido, la labor de la doctora Isabel González Turmo, del nutricionista Antonio Escribano Zafra, del Consejo Regulador de la IGP Aceituna Manzanilla y Gordal de Sevilla, de la periodista, Isabel Aguilar, del Restaurante “La Pescadería”, de Abantal Restaurante y de la Academia Sevillana de Gastronomía y Turismo, por promover, promocionar y preservar los valores de “La Declaración de Dieta Mediterránea“.

Julio Moreno Ventas, como presidente de la galardonada Academia Sevillana de Gastronomía y Turismo, ha insistido en la importancia de valorar la gastronomía de Sevilla y las riquezas de sus productos, señalando la necesidad de impulsar la cultura de la tapa cómo modelo de convivencia y dar valor a los productores y a más productos sevillanos en las cartas de los restaurantes, como el arroz de la marisma, los vinos de Sevilla, sus ibéricos, los quesos, los dulces de las monjas, la miel, las mermeladas o el pan, entre muchos otros.

Por su parte, Isabel González Turmo, profesora titular de la Universidad de Sevilla y redactora del documento que se presentó para el nombramiento de la “Dieta Mediterránea” como Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad (UNESCO). Ha mostrado su alegría por retomar este importante discurso que pone resalta la importancia de la agricultura, la pesca, el turismo y la gastronomía.