Cuzcurrita de Río Tirón es un pequeño pueblo de la Rioja Alta atravesado por el río que le da nombre, zona vinícola por excelencia en él se materializó en 1994 el sueño de un ingeniero agrónomo y master en enología y viticultura, que imaginaba grandes vinos de la Rioja, Óscar Tobía.

Óscar Tobía

De familia vinculada al mundo del vino durante generaciones, provienen de la tradicional villa vinícola de San Asensio, Óscar Tobía elabora unos vinos que, conjugando tipicidad riojana y modernidad, resultan tremendamente agradables al gran público, quizás algún sumiller joven los puede tildar de tener demasiada madera, pero, qué duda cabe que muy elegantes y equilibrados, pues no dejan de estar presentes las uvas con las que se elaboran.

Hemos probado cuatro de sus vinos de más alta gama y la verdad es que nos han encantado, desde la presentación, en botellas bordelesas de buena estructura, su etiquetado limpio y clásico sin estridencias y, sobre todo, la estructura de sus vinos, todos elegantes, redondos, fáciles de beber.

Comenzamos con el Óscar Tobía Blanco Reserva 2015. Una producción limitada de 6.900 botellas para un blanco elaborado con un coupage de Viura (65%), Malvasía (15%), Maturana Blanca (11%) y Tempranillo Blanco (9%), que ha madurado durante 18 meses en barricas de roble francés (70%) y americano (30%), con lías finas y se ha redondeado posteriormente durante 6 meses en botella antes de salir al mercado. Un blanco elegante, fino, aromático y goloso en boca con notas de finas maderas. La Maturana Blanca, una de las uvas que componen este blanco, es la variedad más antigua de la que se tiene conocimiento escrito en Rioja, pues se cita ya en 1622.

De viñedos plantados en 1965 en la zona de San Asensio procede el que es uno de los mejores rosados que se producen hoy en España, un vino pionero en cuanto fue el primer rosado que se fermentó en barrica. Alma de Tobía 2018 se elabora con uva Tempranillo (81%) y Maturana Tinta (19%).

Nos centramos por fin en dos magníficos tintos, en primer lugar el Tobía Selección de Autor 2016, una selección de Tempranillo (72%), Graciano (24%) y Maturana Tinta (4%) que maduran durante 16 meses en barricas francesas y americanas. Un vino fresco, fácil de beber, con frutas de bosque maduras y notas tostadas de la madera.

Barricas de roble en Bodegas Tobía

Óscar Tobía Reserva 2015 tiene una producción limitada de 57. 000 botellas. Elaborado con Tempranillo (92%) y Graciano (8%), madura durante 24 meses en barricas nuevas y de un uso de roble francés y húngaro. Parte de su Tempranillo procede de viñedos casi centenarios de la zona de San Asensio. Más de 15 meses de estancia en botella han completado la crianza de un vino redondo, serio, elegante, estructurado, que llena el paladar con cuerpo y sedosidad, pero con cierto carácter de frutas rojas muy maduras, especias, notas balsámicas y pulidas notas de maderas. Largo, de golosa y fresca persistencia.