vinos de croacia

La República de Croacia es uno de los veinte países más visitados del mundo. Su incorporación al mundo occidental tras la desintegración de la antigua Yugoslavia, la convirtió en un país de economía emergente y con indudables atractivos turísticos dada su situación en la costa del Mar Adriático frente a Italia.

Regiones vinícolas de Croacia

Junto a sus atractivos para el turista, Croacia ha saltado a los primeros planos de la prensa internacional gracias a su magnífico papel en el reciente mundial de fútbol celebrado este verano en Rusia, donde quedaron subcampeones, siendo su jugador, y del Real Madrid, Luka Modric, nombrado mejor jugador del torneo.

Croacia tiene un clima diverso que va desde el de tipo continental de su interior, en el corazón de Europa, al de tipo mediterráneo de la costa adriática, donde cuenta con más de un centenar de pequeñas islas, es precisamente en esta zona, donde se dan las condiciones más idóneas para el cultivo de la vid. Dividida en 20 condados más su capital, Zagreb, son cuatro grandes zonas en las que se divide el mapa geográfico vinícola croata.

Saints Hills Posh 2017

Hemos tenido ocasión de probar dos vinos croatas, un blanco y un tinto, en una reciente cata, lo que nos ha abierto ciertamente la curiosidad por conocer más sobre los vinos de este país.

El primero de ello se llama Posh, un vino blanco de Bodegas Saints Hills elaborado a partir de la variedad Posip, típica de la isla Korcula, cuyas vides fueron originariamente cultivadas por la familia Tolj en el viñedo St. Ante, en la región de Istria y Kvarner. Tras la vendimia de las uvas, el vino se cría en la bodega situada en la ciudad de Dubrovnik. La Posip es una variedad autóctona de la costa de Dalmacia que propicia vinos blancos muy aromáticos. En este caso catamos el Saints Hills Posh 2017, un blanco madurado durante 6 meses en depósitos de hormigón. Muestra un intenso color amarillo dorado. La nariz muy perfumada, un tanto cremosa, donde van aflorando notas frescas herbáceas. Boca carnosa, con buena acidez y cuerpo, se parecía fruta tropical, cítricas y un punto de fondo meloso bien equilibrado en un final largo y persistente. Un gran blanco.

Ivancic Dark Side Barrique 2016

El tinto que probamos posteriormente fue el Ivancic Dark Side Barrique 2016, de Bodegas Griffin, cuyo origen se remonta a 1759. Un vino cuando menos muy peculiar. Procedente de Croacia Central, concretamente de la zona de Plesivica, más cercana a Zagreb, es una elaboración del joven enólogo Kresimir Ivancic, heredero de una larga tradición vinícola familiar, es precursor en su país de la maceración en frío, buscando vinos más florales y afrutados. La uva Portugizec en este caso procede de viñedos que crecen a unos 400 metros sobre el nivel del mar y orientados al sur. Este vino tinto se cría durante 6 meses en barricas de roble, lo cual propicia matices distintos a una uva que tradicionalmente se consume en vinos del año jóvenes. Este Dark Side presenta una capa de color media alta con matices rojizos. Una nariz compleja, donde aparecen notas minerales y frutales, estas con recuerdos a sidra. En boca es ligero y fresco, con cierta nota salada (carbonato cálcico), aflorando después más notas minerales y recuerdos de fruta roja y negra. Diferente y atractivo.

Un primer acercamiento a unos vinos que nos han despertado la curiosidad por seguir conociendo los productos de este país europeo. De los aquí catados y de otras noticias sobre vinos y bodegas de la zona, se puede encontrar información en la web The Wine & More.