Normalmente se asocia la Denominación de Origen Jumilla con vinos de la zona interior de Murcia, en este caso conocemos los vinos de Bodegas San Dionisio, vinos procedentes de la localidad de Fuenteálamo en Albacete. Vinos que se basan principalmente en la variedad tinta Monastrell.

El origen de esta bodega se remonta a 1957, etapa de la vida económica agraria española donde se propició la creación de este tipo de asociaciones agrarias igualitarias impulsoras del crecimiento de la economía en el campo español y favorable a los agricultores.

De entre los vinos elaborados por esta bodega que toma su nombre del patrón de la localidad donde se ubica, hemos tenido oportunidad de catar tres vinos, Señorío de Fuenteálamo 2019, Mainetes Crianza 2017 y un espumoso, Polemic@ Brut, los tres con base en la citada tinta Monastrell.

 

Comencemos por el espumoso Polemic@, tipo cava, que es un Blanc de Noirs, ya que se hace un vino blanco procedente de uvas tintas, eso le da un velado color amarillo muy pálido, donde brillan las burbujas, de buen tono, transportando al paladar esa fresca alegría chispeante de este tipo de vinos. Agradable y correcto, es algo diferente para brindar con un espumoso.

 

Las otras dos botellas se corresponden con dos vinos tintos tranquilos. Señorío de Fuenteálamo es un vino 100% Monastrell que ha sido criado durante 4 meses en barricas, mostrando las características mediterráneas de esta uva tan típica del Levante español. Una agradable madera se equilibra muy bien con notas de frutas maduras y balsámicos que nos proporcionan un trago fácil y muy agradable.

 

Mainetes Crianza 2017 es también un vino 100% Monastrell, pero con una crianza de 12 meses en barricas de roble, madera que luce dulzona y elegante, dando al vino un cuerpo muy expresivo y pulido, un vino que va a gustar a los bebedores más clásicos, por su largura, cuerpo sedoso y elegantes tostados.