vinoble

Una edición más de la feria internacional de vinos generosos y fortificados Vinoble en el Alcázar de Jerez de la Frontera (Cádiz), una feria siempre atractiva por el marco donde se desarrolla y por los vinos tan especiales que siempre se descubren o se revisitan en esta feria. Celebrada entre el 3 y el 5 de Junio, Gastrobaris estuvo allí para contarlo.

Los vinos de Sauternes presentes en Vinoble 2018

Siempre alguna novedad reseñable, como indicamos. Probamos por ejemplo el nuevo vermut de Osborne, que se incorpora a la moda del vermut que, poco a poco, va ganando terreno en los aperitivos, presenta la originalidad de ser un vermut elaborado a partir vinos de Jerez, un médium y un Pedro Ximénez, lo que le aporta un dulzor extra a este tipo de bebidas. Volvimos a probar el especiado y original vermut blanco de González Byass.

Bodegas Urium

Conocimos también la colección Añadas de Williams & Humbert y probamos el primer Fino de Jerez calificado como ecológico, su Añada 2015 (saca de Marzo de 2018), un vino fresco y elegante. Como tremendamente elegantes nos volvieron a parecer los magníficos vinos de Bodegas

Agustín González e Ismael López (Williams & Humbert) y Miguel Ángel Miranda (Res. Alcuza)

Urium, de Bodegas Delgado Zuleta, de los de nuestro amigo Antonio Barbadillo y sus selecciones tan especiales o los de Bodegas Díez Mérito de los que trataremos en nuestra segunda crónica.

Pedro Ximénez de Toro Albalá

Mención aparte merecen los viejísimos vinos dulces de Pedro Ximénez de las distintas comarcas vinícolas andaluzas. Por supuesto los de Montilla Moriles,

Solera de bota madre de 1934 de Marqués de Villalúa

como los tremendamente atractivos que nuestro amigo Fabián nos ofreció en el concurrido stand de Toro Albalá. También pudimos catar gracias a Enrique Rodríguez, Director Comercial de Marqués de Villalúa, un “elixir” sacado de la bota madre con la que ennoblecen su Pedro Ximénez, que data de 1934, un casi licor, espeso, oscuro y dulce.

Por lo demás, algunos interesantes vinos de Oporto, Madeira, vinos de hielo de tierras frías y vinos canarios, valencianos y otras actividades paralelas de las que hablaremos en una segunda entrega de esta crónica.