Vermut Goyesco,

Que el vermut es tendencia no lo pone nadie en duda. Ya he referenciado en nuestra revista algunos de los que han pasado por nuestra mesa de cata. El Marco de Jerez no es ajeno a la moda y sus principales bodegas han sacado productos muy bien diseñados al mercado. Hace poco publicamos sobre La Copa Reserva de González Byass, pero también probamos el vermut de Lustau o el de Osborne.

Ahora es la más antigua bodega del Marco de Jerez, nada menos que fundada en el  siglo XVIII, Delgado Zuleta, bodega familiar de Sanlúcar de Barrameda, la que presenta su vermut Goyesco. Un vermut blanco que tiene como base su extraordinaria Manzanilla La Goya. Un gran aperitivo que nos evoca ese gran vino de Sanlúcar de Barrameda, junto con otras sensaciones que nos traen los aires del pueblo costero, la desembocadura del Guadalquivir y la exuberancia de Doñana.

Vermut Goyesco presenta un bonito color amarillo dorado, limpio y brillante. En nariz, como ya hemos señalado antes, nos salta la punzante evocación de la Manzanilla, que se conjuga con los botánicos que maceran en el vino base, así nos trae recuerdos cítricos, florales, especias y notas de frutos secos como la almendra. En boca mantiene un gran equilibrio entre la sequedad elegante de la Manzanilla y las notas más dulzonas del vermut, pero sin caer en la excesiva dulcedumbre que presentan algunos vermuts de la zona y con una nota amarga característica.

Las aceitunas son un acompañamiento ideal , si son rellenas de anchoa mejor, por cierto, también casa bien con encurtidos y salazones que contrastan con su sabor, por supuesto frutos secos, pero se bebe también solo y no pasa nada, al contrario. El que quiera darle un golpe de soda que no se prive.