pescaito frito

En una de esas guías tan bien hechas de Donostia, de pintxos y restaurantes, llama la atención un sitio por su largo nombre y sus claras connotaciones andaluzas.: El Pescaíto de la Bahía de Cádiz, un bar restaurante gestionado por dos jóvenes jerezanos que ofrece todo lo que cualquier buen sitio del sur debe tener: Terraza, comedor, barra de tapas (aquí medias raciones para no herir sensibilidades) y una gran, diría yo fantástica, cocina de porte gaditano.

Iñigo Olmedo y Miguel Ángel García decidieron, después de barajar cientos de opciones, tirar por la calle de en medio y ofrecer a la ciudad lo que a la ciudad le hacía falta: un poco de sur, cocina del sur, el ritual del sur, para complementar esa oferta casi agotadora de las barras de pintxos, ensamblados y encurtidos, por otro lado seña de identidad de la hostelería donostiarra.

Iñigo Olmedo

Desde el food-truck hasta el tabanco gadita, desde freiduría con toque hasta el chicharrón de taberna y papel de estraza, pasaron como ideas y proyectos de futuro hasta que deciden un 22 de Abril, ahora hará tres años, inaugurar El Pescaito sitio donde todo lo bueno, rico, sabroso y peculiar de la cocina de sus orígenes, la de Jerez y por ende la de Cádiz, tendría cabida.

Barra de El Pescaito

Iñigo Olmedo, que es el alma de la cocina, ha tenido una larga trayectoria profesional y trabajar con Berasategui en el Kursaal, con Sergi Arola o en los fogones del hotel del Monte Igueldo, le ha conferido un espíritu detallista y muy exigente. ¿Y como se plasma eso en una cocina exenta de florituras artísticas y recursos estéticos? Pues sencillamente con la selección de una materia prima exclusiva, un conocimiento de la técnica impecable y la intuición de unos puntos de cocción innatos.

Navajas

En El Pescaíto hay de todo lo bueno que conocemos aquí en Andalucía. Fritura de pescado “excelsa”, que diría Monseñor Capel. Ortiguillas de las buenas las mejores. Gamba blanca de Isla Cristina y coquinas y chirlas que de un día para otro pasan del mar a la cazuela para engrandecer sus arroces y guisos marineros. Boquerones, Salmonetes, ¡¡Choco frito!! Y acedías…y un pulpo a la gaditana sabrosísimo acompañado de papas aliñás de aúpa.

Puntillitas

Como chupinazo de los buenos en su carta truena el atún rojo, no en vano su salón principal lo preside un mural que explica el ronqueo del atún y la estructura de una almadraba con su rabera de tierra y todo. De éste protagonista, el atún rojo, ofrecen un plato, platazo, que es el triunfador diario y semanal de su carta, el atún encebollado, que, poco a poco ha embelesado a la parroquia haciéndoles olvidar ese competidor directo que es el bonito del norte.

Tortillitas de camarones

Frito variado

De bodega se pide lo propio de aquí: Fino, manzanilla, amontillados que, como todos sabemos, son el matrimonio ideal de esta cocina y sus cosas.

Ya acabamos. Ya los saben, en San Sebastián la cocina del sur triunfa en el barrio del Antiguo, Plaza de José María Sert, 2. No tiene pérdida, busquen un toldo color azul Jerez Deportivo, entren y ¡¡hala!!, a disfrutar como en casa.

Atún encebollado

El Pescaíto de la Bahía de Cádiz

Ortiguillas

Plaza de José María Sert, 2
20118 – San Sebastián
943 54 36 50
Tarjetas: Sí
Terraza: Sí
Barra: Como debe ser