El francés Bertrand Sourdais dio un buen removido al mundo de los vinos de Ribera de Duero, un tanto apoltronados en su bien ganado prestigio, con su Dominio de Atauta. Junto a David Hernando, se han convertido en dos precursores de la vinificación de vanguardia en tierras de Soria, zona menos conocida de la Denominación de Origen.

La trayectoria del francés Bertrand Sourdais es digna de mención. Propietario de Domaine de Pallus en Chinon (Francia), fue uno de los creadores, como se ha mencionado, y director técnico de Dominio de Atauta desde su fundación en el año 2000 hasta el 2010. También fue el encargado de la viña de Château Nénin en Pomerol en 1999, trabajó en Álvaro Palacios y Santa Rita (Chile) en 1998, así como en Château Léoville Las Cases y en Château Mouton Rothschild los años 1997 y 1996, respectivamente. Por su parte, David Hernando es ingeniero agrónomo y fue director técnico de Atalayas de Golbán desde el año 2004 al 2010.

En el entorno del histórico pueblo de San Esteban de Gormaz, lugar de construcción de su nueva bodega, estos dos viticultores han creado los vinos rosado y tinto de Bodegas Antídoto, aplicando un exhaustivo control de los rendimientos y aplicando las normas de la agricultura biológica.

Pequeños terruños, viñas viejas enclavadas en parajes a 1.000 metros de altitud, ven crecer las uvas de Tinta Fina con la que se elabora Antídoto Tinto, un vino criado 12 meses en barricas de roble francés semi nuevas.

En la cata se aprecia un vino de un brillante y limpio tono rojo picota. En nariz la fruta madura roja bien conjuntada con notas de madera de la crianza. En boca se aprecia una buena acidez y un toque de mineralidad, manteniendo un buen equilibrio de fresca acidez y cierta sedosidad. El postgusto es largo y no exento de elegancia.

PVP aprox.: 13,00 €