Para todos los que se aventuren a ir a la playa de Huelva, existe un lugar de referencia al que no deben fallar. Entre Punta Umbría y El Portil, en la Playa de La Bota, se encuentra el chiringuito «der Matías». Una de las mejores opciones de la costa para comer, refugiarse del solano y reponer fuerzas.

Terraza de «Er Matías», a pie de playa

La cocina de este establecimiento se basa, como es natural, en un producto de primera, el mercado manda, y en las recetas de toda la vida de la costa de Huelva, cocinadas a la perfección. Coquinas gustosas de salsa sabrosísima, que demanda, siempre, un poco más de pan. El clásico (y autóctono) choco frito, dulce y tierno, rebozado lo justo para aportar crujiente al bocado.

Choco frito, muy de Huelva

 

Puntillitas fritas que lucen como encajes. Boquerones, acedías, huevos de choco, salmonetitos, etc. y unos aliños gloriosos como inicio de la comanda, obligatorios para acompañar (la pimentada excelente).

La fresca naturalidad de un buen tomate

 

En una vitrina, a la entrada del comedor, lucen los pescados del día, sargos, pargos, lubina, dorada, pez espada…que se pueden pedir a la espalda o al horno. Las carnes tienen una escueta representación, para cumplir el expediente, del que hay que destacar las guarniciones, también a la altura del principal. La lista de postres, como siempre, extensa y variada en la que destaca el tocino de cielo, la tarta de piñones y la de galletas y chocolate.

Pimientos asados

 

El encargado de coordinar servicio y cocina es un experimentado profesional que lleva siglos en la casa, Manuel Mendoza, que organiza y dirige, junto a Juanma, su sobrino, a un equipazo de camareros disciplinados y discretos que funciona a la perfección. Matías, hijo del mítico fundador, recibe y organiza la llegada de los clientes y distribuye por los tres espacios, comedor, terraza y sala, al personal, con diligencia.

Puntillitas como encajes de Chantilly

 

En estos tiempos complicados hay que decir que el servicio discurre con asombrosa fluidez. La atención al cliente es, salvo detalles sin relevancia, ágil y sin demoras. La verdad que la visita es un auténtico placer.

El «equipazo»

 

Así que ya lo saben, en la choquera playa de La Bota, “Er Matías” y su chiringuito es una opción que más que aconsejable es obligatoria. Saluden al llegar y, como debe ser, despídanse cortésmente al salir. Seguro que volverán…

Y el postre…

Ctra. El Portil – Punta Umbría, Km 9
Huelva
Horario: 11,00 a 24,00
Reservas: 607 08 64 11