Estas noticias no por ser cada vez más habituales son menos dolorosas. Nos duele que cierre un restaurante con estrella Michelin, pero nos duelen mucho los cientos de pequeños y no tan pequeños locales que están cerrando y van a cerrar, nos duelen los cientos de trabajadores que se están quedando en paro, nos duele que aún haya quien siga diciendo que la hostelería es culpable.

El chef Xanty Elías

Y a mí me duele personalmente que se vea abocado al cierre un tipo como Xanty Elías y un restaurante como Acánthum, un gran cocinero y una gran persona, alguien que ha mantenido a capa y espada su concepto de nueva gastronomía en una plaza difícil. Huelva se queda sin el único restaurante con estrella Michelin en la provincia.

Pero no ha sido solo por causa del COVID-19, el mismo Xanty lo ha dicho, Acánthum también cierra sus puertas por mor de la desaprensiva ambición, lamentablemente no es el único caso, y de la avaricia de algunos propietarios inmobiliarios, gente que, queriéndose aprovechar del trabajo ajeno, pretende meter la cuchara en las ganancias de un restaurante de éxito subiendo el alquiler de manera desaprensiva. Ha pasado en un famoso restaurante de Sevilla recientemente, su dueño me lo contaba, les ha dado la llave, con su pan se lo coman, el farol les ha salido mal, a ver quién es el guapo que les alquila ahora el local.

Hay más culpables, el Gobierno sin ir más lejos, el mismo que arrima paladas de millones a los chiringuitos montados por la ultraizquierda para los minoritarios lobbies en los que apoyan su política social. El que, a diferencia de otros gobiernos europeos, está dejando morir a una de las principales fuentes de mano de obra y de atracción del turismo, no ya sin ayudas directas, sino ni tan siquiera exonerando de impuestos a tantos y tantos pequeños emprendedores que están abocados a la ruina.

Pero volvamos a Xanty Elías, este jabato de la cocina no se quedará quieto, ya ha anunciado próximos proyectos. Por una parte ultimando ya la apertura de Finca Alfoliz, un local en el municipio de Aljaraque, cercano a la capital onubense, donde tendrán protagonismo las brasas, tan de moda en los últimos tiempos, parece que todo el mundo quiere volver a los orígenes. Por otra, un proyecto para el Muelle de Levante de Huelva, que hará que no se pierda la cocina de Elías en la capital.

Le deseamos toda la suerte del mundo a Xanty Elías y estamos ya deseando visitar, en cuanto abra probablemente esta primavera, esa hectárea donde estará el gran espacio de Finca Alfoliz.