Fotografía: Manolo Manosalbas

Texto: Javier Compás

La historia de la Hacienda de Ron Santa Teresa comienza cuando la finca donde se ubica era aún tierra española. De 1796, años antes de que Venezuela se convirtiera en un país independiente, data la fundación de esta hacienda donde se fabrican los rones que, hoy en día, se comercializan por todo el mundo.

En el Museo de Carruajes de la sevillana Plaza de Cuba, se puede visitar hasta el día 23, una cuidada representación del ambiente de la Hacienda Santa Teresa. Abierta al público en grupos reducidos y hasta completar aforo, los visitantes se pueden adentrar en el mundo del ron venezolano, en la hacienda donde se elaboran y maduran sus mejores rones y averiguar del origen, la historia y el presente de Ron Santa Teresa, además de sus características organolépticas, a través de una cata comentada.

Santa Teresa 1796 tiene un método de elaboración que recuerda al sistema de soleras y criaderas propio de los vinos generosos andaluces. Ron que, a partir de melaza de caña de azúcar, pasa un mínimo de dos años en barricas de roble americano blanco que ha contenido anteriormente bourbon. Junto con los recuerdos dulces de la melaza, afloran notas de frutos secos, madera, cuero, chocolate y especias, un ron complejo, cálido a la vez que suave y muy sabroso.

Equipo de coctelería de Ron Santa Teresa

Precisamente en el presente de Santa Teresa nos habla, no solo de magníficos productos, como su Santa Teresa 1796, sino de la labor solidaria y social realizada a través de su Proyecto Alcatraz. Todo tiene su origen cuando unas 400 familias necesitadas ocupan parte de la Hacienda, estableciendo un campamento de precarias características en el año 2000. Los propietarios de la Hacienda, en un bello gesto de solidaridad, diseñan el proyecto Camino Real, que proporcionará viviendas dignas a estas familias. Este gesto estrechó los lazos con la localidad donde se ubica la Hacienda, el Municipio Revenga, un lugar donde, gracias al Proyecto Alcatraz, se ha reducido la delincuencia significativamente.

Proyecto Alcatraz de Hacienda Santa Teresa

Proyecto Alcatraz acoge a antiguos integrantes de bandas de delincuentes, a través de la práctica deportiva del rugby, les aseguro que merece la pena acercarse al Museo de Carruajes solo por escuchar esta bella historia de justicia social entre unos jóvenes antes abocados al robo y la violencia.

Hoy la empresa y la comunidad desarrollan juntos el Proyecto Casas Blancas, un programa que se propone convertir al pueblo de El Consejo en un destino turístico atractivo. En el marco de ese ambicioso plan, más de 400 viviendas han sido restauradas hasta la fecha, sin contar la intervención de espacios públicos que, ahora mejorados, sirven al propósito de elevar la calidad de vida de los habitantes del pueblo, al tiempo que se optimizan sus condiciones para atraer a los visitantes.

Ambiente Santa Teresa

 

Todo esto y más, como hemos señalado, puede entenderse mejor durante la visita, que incluye además una cata guiada de su ron más especial y selecto. Los interesados pueden dirigirse al:

Museo de Carruajes (PLAZA DE CUBA, 10) de 19.00 a 21.00 horas y acceder de manera gratuita siempre que el aforo lo permita. Las visitas duran una media hora y tienen capacidad para 20 personas.