En la entrada del popular barrio de Torreblanca, limítrofe con Sevilla Este, se ha restaurado una antigua casa para crear este nuevo concepto de comida rápida sevillana. Elaboración casera y buenos ingredientes, son las premisas de Salsitas, una nueva manera de enfocar los bocadillos.

“Artesanos del bocadillo para llevar”, es el subtítulo de este Salsitas, que toma su nombre de las 25 salsas diferentes que ofrece en su carta para aderezar sus propuestas. El local es pequeño, con cocina a la vista, donde reina el orden y la limpieza, uno de los valores de la casa. Cuenta con dos mesas, aunque el espacio se va a ampliar con estancias interiores e incluso, una coqueta terraza al aire libre en el patio trasero.

La cocina también se va ampliando, de hecho, hace poco, se han introducido los pollos asados y en breve contará con un horno de pizzas. Además, ensaladas, sándwiches, los nombrados bocadillos, perritos calientes, hamburguesas y unas magníficas croquetas de pollo, o unas alitas fritas previamente maceradas en un adobo que, como todo en la casa, elabora con mimo y esmero Mariló. Su marido, Antonio, maneja con soltura la plancha y el otro Antonio, su hijo, se encarga de los repartos, porque aquí el negocio es también el reparto a domicilio y la compra directa para llevar. Familia querida y conocida en el barrio, todo respira ambiente familiar en Salsitas.

Hay detalles que delatan la rigurosa calidad que se busca, como el empleo de kétchup Heinz original USA o, también norteamericana, la mostaza Gulden´s. Se busca una comida casera, con calidad, lo que los anglosajones llaman “comfort food”, evocadora, fácil de elaborar y sustanciosa.

Citadas quedan las Croquetas (3,50 €), sabrosas, de bechamel consistente (las prefiero a esas tan líquidas y lechosas), muy sabrosas y caseras.

Croquetas

Entramos en los bocadillos, piezas fundamentales de la casa. Empezamos por un clásico sevillano, el Mantecaito (4,50 €), como todo en la carta de tamaño XXL, aquí se come bien y abundante. Filetito a la plancha con una sabrosa salsa al whisky que lleva los ajos que confitan durante una hora en mantequilla. Incluye patatas fritas y un magnífico pan. Por cierto, las patatas fritas son cortadas a cuchillo en la casa y fritas en su punto.

Hay creaciones originales como el Superburrito mexicano (5,00 €). Una salchicha de ternera con una picada propia con frijoles (enchilada) y queso fundido, picante suave.

Superburrito mexicano

Otra adaptación de ultramar, el Bocadillo Cubano (5,00 €), buen pan calentito que lleva pechuga de pollo macerada en el mismo adobo que las alitas, sabroso, con buen punto del pepinillo. Las salsas son un indudable valor de la casa, desde la barbacoa, para vaqueros o, para paladares más refinados, una suave salsa ranch, aunque el ali oli es la salsa superventas de Salsitas.

Para beber lo justo y necesario, Cruzcampo bien fría, refrescos y agua mineral, además de alguna bebida energética. Aunque cualquier bocadillo de Salsitas ya proporciona bastante energía para afrontar el duro día a día.

Bocadillo cubano

Salsitas, artesanos del bocadillo para llevar

Avda. de Pero Mingo, 12

Torreblanca (Sevilla)

954 510 382