cata de vinos gastrobaris

Un llenazo en la sala y un grupo que siguió con interés toda la cata dirigida por nuestro codirector Javier Compás, en esta ocasión presentada como una breve ponencia sobre el origen de la elaboración del vino y su importancia dentro de la cultura mediterránea, como muy bien ha explicado en su blog la Asociación Líber, coorganizadora del acto.

Vinos de Finca Siglo XXI, protagonistas de la cata

Además de Líber, también hay que agradecer la colaboración de Amelia Castillo, que puso a nuestra disposición su bonita sala de Language Diving, así como las colaboraciones de Simón Vinos con su gerente al frente, Simón Sánchez y de Francisco de Pablos y sus extraordinarios Vinos de Finca Siglo XXI.

Los comentarios tras la cata fueron muy elogiosos para todo el desarrollo del acto y los asistentes, un grupo que tuvo que ser limitado a 20 personas, el aforo completo, no solo disfrutaron de los vinos, además siguieron con mucha atención las historias y anécdotas que el director de la cata, Javier Compás, desgranó a lo largo de una noche donde la cultura del vino, bebida sagrada para varias religiones, fue la protagonista.

Cuatro fueron los vinos catados. Abrió la cata Finca del Verdel 2017, un blanco 100% Verdejo de la D. O. Rueda que mostró su fresca frutosidad y viva acidez, en un blanco con cuerpo y netamente varietal. El recorrido por las zonas vinícolas más importantes de España nos llevó posteriormente a La Rioja, catándose Finca del Cura Crianza 2014 (D. O. C. Rioja), procedente de Laguardia, una de las localidades importantes de Rioja Alavesa, un vino, sutil y equilibrado, un rioja elegante y de fácil trago elaborado con 100% Tempranillo y con unos 12 meses de crianza en barricas de roble.

Antonio Brea de la A. C. Liber dio la bienvenida al acto y presentó a Javier Compás

La D. O. Ribera de Duero fue la protagonista de la segunda parte de la cata, con dos vinos de extraordinaria factura, Finca del Sauce Roble 2016, un redondo y muy agradable tinto con varietal Tinta del País (Tempranillo) y unos seis meses de crianza en roble, y la que se erigió como estrella de la noche por aclamación popular, el Finca del Sauce 2014, complejo, con cuerpo, elegantes aromas de fruta roja madura y en licor, combinados con suaves tostados y notas especiadas, largo en el postgusto, un gran vino para recordar, de la misma uva que su hermano pequeño, pero con alrededor de 12 meses en roble.

Los asistentes atentos a la charla del director de cata

En una noche mágica desfilaron por las salas los ecos de la diosa Cibeles, de su hijo adoptivo Dionysos y su versión romana, Baco y sus fiestas populares que entroncan con nuestras fiestas primaverales y los carnavales actuales, ritos ancestrales que, a través de las diversas culturas del Mare Nostrum, han llegado hasta nuestros días en una forma u otra, adaptándose a cada civilización.

El éxito obtenido augura una fructífera colaboración entre Líber y nuestra revista, ya estamos organizando un próximo evento en torno a nuestra cultura y nuestra forma de entender la vida social en torno a la gastronomía en todos sus términos.