El salón privado de la Abacería Buentrago Alfalfa, acogió el pasado martes 17 la primera cata de la temporada patrocinada por Gastrobaris Magazine. Con el aforo completo, desgranamos durante dos horas largas, las armonías entre magníficos quesos españoles y otros tantos vinos nacionales.

Animado grupo de cata

TGT Sequesa, la importante distribuidora sevillana de quesos nacionales e internacionales, fue la encargada de suministrar los de la cata, en concreto cinco quesos de nivel como fueron su Flor de Guadamur de la D. O. La Mancha, su D. O. Idiazabal, Sancho el Fuerte, un queso de cabras autóctonas cacereñas de la D. O. Ibores, su Ronkari etiqueta negra de la D. O. Roncal y, como colofón, el D. O. P. Cabrales de TGT.

Sequesa es una empresa andaluza que se dedica desde hace más de 20 años a la distribución de productos lácteos, fundamentalmente quesos. Pertenecientes al Grupo TGT, el más importante a nivel nacional en el sector, ofrece servicios en las zonas de Huelva, Sevilla, Cádiz y Extremadura.

Uno de los quesos catados, D. O. Roncal

Junto a tan magníficos quesos, vinos de distintas regiones de España proporcionados por Delicious Gourmet, una pequeña empresa sevillana fundada en 2013 por José Manuel Massé, un arquitecto técnico enamorado del vino y la gastronomía. Massé, está en permanente búsqueda de vinos y bodegas singulares, su secreto es descubrir al público y a los profesionales bodegas poco conocidas que elaboren buenos productos a precios comedidos. Aunque comenzó comercializando principalmente productos de alimentación Gourmet, el vino ha ido ganando terreno en Delicious Gourmet, donde no solo se comercializan cajas de vino, sino que también se organizan catas y todo tipo de eventos relacionados. José Manuel Massé nos indica su afán de seguir aprendiendo cada día, para ellos acude a cursos y seminarios y realiza frecuentes viajes a bodegas y denominaciones de origen.

Celebrado vino en la cata. D. O. P. Rioja

 

En la cata del pasado jueves tuvimos ocasión de probar un fantástico blanco riojano fermentado en barrica, Bécquer de Bodegas Escudero, que acompaño al queso de Ibores. De la misma bodega el tinto riojano Heredad Bienzoval, un coupage de Tempranillo, Garnacha y Mazuelo con 4 meses de barrica, que se armonizó a la perfección con queso Idiazabal. Un maridaje de libro: Queso de oveja manchega con un tinto de cencibel, Turdejem, una magnífica relación calidad – precio para un tinto criado en barrica 10 meses. Navarra nos aportó las delicias de su queso Roncal con un vino de la tierra, Pedro de Ivar 12 meses en barrica. Para terminar una armonía que impacto a los asistentes a la cata, un potente queso Cabrales con un vino blanco dulce de la Axarquía malagueña, un aromático y dulce moscatel de Alejandría, Dama de la Viña.

Una excelente cata donde, como es habitual, el protagonismo de los vinos y la gastronomía aderezó una agradable velada, divertida y con participación animada de todos los presentes.