El rábano pertenece a las llamadas verduras de invierno, una planta de las llamadas crucíferas, familia a la que pertenecen plantas tan significativas para la cocina como el brócoli, las coles o la rúcula. Del rábano existen diversas variedades y, no solo se consumen en crudo, con su textura entera y crujiente, sino que puede intervenir en diversos platos.

Plato con rabanillas de Restaurante Rocala

El origen de esta planta, de la que se consume su raíz bulbosa, esté probablemente en Asia del Sur. Utilizado en la cultura mediterránea ya con los egipcios y en el Imperio Romano. El Daikon es una variedad de rábano blanco gigante fundamental en la cocina japonesa, usado como aderezo en platos de sushi, en sopas de miso, con salsa acompaña tempuras e incluso se sirve con las hamburguesas. En Japón también se consumen sus hojas como verdura e, incluso, se usan sus brotes (kaiware).

El rábano tiene bastantes propiedades saludables, se dice que es el

mejor remedio contra el escorbuto y un excelente antioxidante, ya que

Plato con rábanos de Restaurante Tradevo

tiene una gran cantidad de vitamina C. El jugo del rábano exprimido es útil para cicatrizar heridas. Su ingesta habitual, como la de la cebolla y el ajo, puede ser beneficiosa para prevenir algunos tipos de cáncer, como el de colón. Asimismo, es beneficioso para el aparato digestivo, ya que contribuye a reproducir la flora intestinal, el aumento de jugos biliares gracias al rábano propicia beneficios digestivos, siendo bueno contra los gases y la pesadez de la digestión.

Plato con rábanos de Restaurante Tribeca

En cuanto a su aplicación en la cocina, son múltiples las recetas con rábanos, una de las más usuales la ensalada con cebolla y lechuga. En España el habitual es el llamado rábano rojo. Está presente en nuestra cocina tradicional, pero también en la más actual, como podemos ver en las imágenes que acompañan a estos párrafos, pertenecientes a platos de los restaurantes sevillanos TribecaRocala y Tradevo. Las ensaladas son muy habituales, también cremas y sopas, pero puede intervenir en muchos otros platos.