Finca la Emperatriz

José María Fuentes Gordillo es un experimentado profesional del vino en Sevilla, años de trabajo que culminan con la reciente creación de su propia distribuidora, Fuentes Selección. En su acogedora oficina – sala de catas de La Buhaira, nos presentó a Guillermo Vitores, rostro de Bodegas y Viñedos Hermanos Hernáiz, quien nos contó sobre la bodega y sus vinos.

Vinos Finca La Emperatriz

Escribíamos precisamente hace unos días sobre Napoleón III y su influencia en la Clasificación Oficial del Vino de Burdeos de 1855 con motivo de la Exposición Universal de París de ese año. El emperador francés, estaba casado con la española Eugenia de Montijo, la cual fue la primera propietaria de los viñedos que hoy ven crecer las uvas de los Hermanos Hernáiz.

Eduardo y Víctor Hernáiz llevan adelante un proyecto familiar basado en el amor por la vinicultura. Ellos quieren salirse de la mera clasificación de los vinos exclusivamente por su tiempo de crianza en barrica y por ello apuestan por las nuevas clasificaciones adoptadas por la D. O. C. Rioja, y que comentamos en el artículo antes citado. La bodega quiere hacer hincapié en el origen de la uva en el viñedo, partiendo de esas 35 hectáreas de viñedo viejo cuyo origen se remonta a la segunda mitad del siglo XIX y junto al cual se han ido plantando parcelas posteriormente rodeando a la nueva bodega construida en el año 2.000.

Viñedos caracterizados por sus suelos de cantos rodados a unos 500 metros de la orilla del río Oja, están en su antiguo cauce, en un valle que recibe más influencias atlánticas y continentales que mediterráneas. Parcelas numeradas y controladas para la elaboración de cada uno de los vinos que salen de la bodega, ya sea los Finca La Emperatriz, El Pedal o Las Cenizas.

Guillermo Vitores de Bodegas y Viñedos Hermanos Hernáiz

Tres son los vinos de coupages clásicos que reciben la marca de Finca La Emperatriz, un blanco 100% Viura de 2017 proveniente de unos viñedos con una edad media de unos 60 años, que proporcionan al vino cierto volumen sin que pierda su fresca acidez frutal.

Finca La Emperatriz Crianza 2014 es un tinto que se elabora con Tempranillo (95%9, Garnacha (3%) y Viura (2%), con unos 14 meses de maduración en barrica y que nos muestra el sello característico de la casa, vinos frescos, de buena acidez, que maderas muy sutiles y una presencia de mineralidad evidente (pedernal).

Ligereza que, siendo de más empaque, muestra también el Finca La Emperatriz Reserva 2012, un vino calificado como Reserva por sus 24 meses de crianza en barrica, pero que muestra también una elegante ligereza y frescura en el paso de boca.

Los colores del vino

Aspirando a ser Vinos Singulares, la bodega elabora unos monovarietales con uvas de parcelas concretas. Un Viura Cepas Viejas, un sorprendente y muy atractivo Garnacha Cepas Viejas del cual probamos la añada 2012, que nos trajo una redonda complejidad donde a la fruta roja se unen notas lácteas, especiadas (pimienta negra), florales (caramelo de violetas) y balsámicos de monte bajo mediterráneo.

Dos son los monovarietales de Tempranillo, el Terruño 2015, muy vivo aún y matizado de suaves tostados y el superior de la gama, el Parcela Nº 1 2015, elaborado con uvas de viñedos de más de 70 años, con 18 meses en roble francés y que está aún por evolucionar en botella. Especiado y elegante, tendrá un largo recorrido. Vinos diseñados por el enólogo de la casa, Ángel Ortega.