Ha sido un encuentro de amigos. Este año, dadas las circunstancias, el encuentro en Sevilla con prensa especializada, blogueros, comunicadores en general con La Casera, no ha podido ser, como es habitual cada año, en un restaurante, así que se ha montado una agradable reunión en la red. Hemos disfrutado de nuestras sonrisas y de los tragos frescos, alegres y ligeros de La Casera.

Las amigas de Acción y Comunicación lo han organizado una vez más de fábula para que pasemos un rato divertido, para relajarnos un poco de todos los problemas que nos rodean, para ir tomando el pulso al trabajo tal como lo conocíamos antes de estos difíciles meses de confinamiento.

Días caseros, nunca mejor dicho, familia y hogar, eso es La Casera desde hace décadas, presente en nuestras comidas familiares, en nuestras excursiones al campo y a la playa, recuerdos entrañables. La Casera blanca, como es conocida desde que salieron al mercado las de naranja y limón, por cierto, una bebida refrescante con cero calorías.

Y nació el tinto de verano, un invento español cien por cien, Casera y vino tinto, hielo y vaso grande. Pero los amigos de La Casera han trabajado el invento hasta dar con las precisas medidas para que el combinado cuadre a la perfección. Así nace el botellín de 27,5 cl. medida individual,  para el Tinto de verano La Casera, vino de uva Tempranillo y zumo de limón natural. Después nace “Distinto”, permítanme el contrasentido: el tinto de verano blanco. Distinto es La Casera, vino de uva Verdejo y zumo natural de limón, refrescante, menos dulce, con perfecto toque de acidez.

La campaña se promociona con una versión de la canción Juntos que popularizó la gran Paloma San Basilio, en este caso interpretada por la cantante Edurne. Pero permítanme que les diga que a mí me mola más la versión espontánea y fresca, con letra adaptada, de esa gente que ha grabado desde sus casas el tema. Aquí tenéis el video. A mí La Casera.