El otoño, este otoño remolón y tardo de Sevilla, quiso esperar un día más para que todos los que tuvimos la suerte este pasado jueves 3 de Noviembre de estar en la presentación de los finos Palmas 2016 de la jerezana Bodegas González Byass, gozáramos de los cielos velazqueños matizados a través de las plantas y los claustros de los patios del sevillano Palacio de las Dueñas y de los sublimes vinos que el milagro del velo flor y el reposo de las viejas soleras nos ofrecen.

palmas-2016-011Cada año, la famosa bodega del fino Tío Pepe, saca de sus mejores botas, la colección de Finos Palmas. Unos vinos jerezanos que, tras una rigurosa selección de las botas donde el velo flor ha criado finos especialmente intensos, son clasificados por el maestro de la bodega, Antonio Flores, en esta ocasión, acompañado del Master of Wine y Master Sommelier, Gerard Basset.palmas-2016-017

Los finos Palmas son el recorrido vital que nace con el fino Tío Pepe. Así lo explico Antonio Flores en una cata itinerante a través de los jardines del Palacio de las Dueñas, donde ejerció de anfitrión Cayetano Martínez de Irujo, como miembro de la familia del Ducado de Alba, propietaria del bello complejo arquitectónico. Poesía, rasgueo de guitarra flamenca y el embriagador aroma de los vinos entre los limoneros que cantara Antonio Machado en sus recuerdos de niñez sevillana.

El Fino Una Palma, la evolución en el tiempo de un Tío Pepe con 6 años, es fruto de la selección de tres botas, de un total de 142, en las que el velo de flor es un manto de vida. Dos Palmas son ya 8 años de contacto con la flor que cubre toda la superficie del vino. Fino Dos Palmas, reflejo de la elegante contundencia de Tío Pepe, procede de la selección de dos botas de entre 150.palmas-2016-013

Amontillados Finos que van mostrando su expresión más profunda con los siguientes vinos. El Tres Palmas, un Tío Pepe muy viejo, lleva la crianza biológica al límite. Tras 10 años de envejecimiento, solo algunas botas mantienen trazos de levadura que interactúan mágicamente con el vino. Procede de una única bota seleccionada entre las 150 que componen la solera.

palmas-2016-016Y por fin el Cuatro Palmas, con su brillante color caoba. Este Amontillado Viejísimo refleja la capacidad de Tío Pepe de evolucionar en el tiempo concentrando lo mejor de su origen para ofrecer un vino que demuestra la importancia de la selección y la clasificación en la bodega. Un Amontillado sublime e irrepetible que procede de solo una de las seis botas que envejecen en González Byass desde hace 51 años.

Estuvo presente también en el acto el vicepresidente del Grupo González Byass, Pedro Rebuelta, además de un nutrido grupo de invitados de medios especializados, del mundo de la hostelería y el vino sevillano. Todos pudimos disfrutar de los magníficos vinos que, al final, se conjugaron magníficamente con los productos gourmet de Casa de Alba.