La Sala Cultural La Revuelta, acogió el mediodía del martes la presentación de las nuevas añadas del Entrechuelos Blanco Chardonnay y el Entrechuelos Rosado. Bodegas Miguel Domecq, de Jerez de la Frontera (Cádiz), ha realizado también, con estos vinos, un nuevo diseño de botellas y etiquetas. Como experto en vinos de gastrobaris.com y gestor cultural de la sala, tuve el honor de presentar el acto, comentando los vinos y dando paso al presidente de la bodega, Don Miguel Domecq.

Entrechuelos 036Acompañando a Miguel Domecq se encontraban, por parte de la bodega, su hermano Rafael, el Director Comercial de la bodega, Pepe García Delgado y el distribuidor en Sevilla de Entrechuelos, el inquieto Simón Sánchez, un hombre del vino que lleva en su portfolio marcas interesantísimas, no sólo de bodegas, también de productos gourmet.

El acto contó con la presencia de numerosos invitados del mundo de la hostelería y comunicadores especializados, tanto de la prensa tradicional, como blogueros gastronómicos, así como otros profesionales relacionados con el sector.

Miguel Domecq habló a los presentes sobre la tradición vinícola de su familia, ya séptima generación de bodegueros, y sobre el proyecto y las instalaciones de la Finca Torrecera, un paraje bello y milenario, donde crecen los olivos y las viñas de la casa.

Entrechuelos 010Entrechuelos Chardonnay 2015 es un monovarietal de la uva de origen francés más importante del mundo, procedente de las viñas familiares del Cortijo Torrecera, situadas en una ladera del río Guadalete, acogido bajo la denominación Vino de la Tierra de Cádiz. El 2015 es un blanco más punzantemente fresco que en anteriores añadas. De un color amarillo brillante con reflejos verdosos, es frutal en nariz, con notas de pomelo y frutas tropicales; untuoso en boca, su punta de acidez lo hace un vino muy equilibrado entre su corpulencia y su frescura.

Novedad es el Entrechuelos Rosado. Alineado en la nueva moda de rosados de tonos muy pálidos, presenta una fruta golosa en nariz y boca, con muy buena acidez y un trago fácil y muy amable. Un excelente vino para acompañar comidas ligeras de verano.

El acto se culminó con un magnífico aperitivo servido por el catering de Macarena Vargas, donde los presentes pudieron seguir disfrutando de los vinos de Entrechuelos y del intercambio de opiniones y comentarios en torno al tan grato mundo del vino y la gastronomía.