champange

La sala superior del bar restaurante Rocala de Sevilla, acogió una “clase maestra” y cata de cuatro vinos de Champagne, bajo la organización de la Asociación de Sommeliers de Sevilla, de la mano del Comité Champagne en España, cuya Presidenta, Nuria Gené, estuvo presente en el acto que dirigió junto con el Embajador de Champagne 2011, el catalán Jordi Melendo. Por parte de los sumilleres sevillanos, Matías Vela y Rafael Bellido, dos de los grandes conocedores del mundo del vino con los que cuenta Sevilla, se encargaron de atender a los numerosos invitados y de que el acto se desarrollara de la mejor manera posible.

cata-champange-024

Vela, Bellido, Gené y Melendo en Rocala

La primera planta de Rocala, con vistas sobre la Gran Plaza sevillana, es una estancia magníficamente adecuada para cualquier actividad eno-gastronómica, como se demostró en este acto que acogió la presencia de unos cincuenta invitados, en su mayor parte gente del servicio del vino, aunque también contó con la presencia de especialistas de la información o algún bodeguero local entre otros.

Tras la presentación de la misión en España del Comité Champagne por parte de su Presidenta, Nuria Gené, se pasó a la cata comentada por Jordi Melendo, donde los invitados tuvimos la oportunidad de probar cuatro tipos de Champagne. Melendo, también dio algunos apuntes sobre la situación histórico geográfica de la famosa región del noreste francés, su situación al límite, en cuando latitud norte, de la cultura del vino, además de los vaivenes históricos sufridos por una tierra por donde han pasado las terribles guerras europeas, principalmente los dos conflictos mundiales del siglo XX.

cata-champange-008

El ex futbolista Pablo Alfaro entre los asistentes a la cata de Chanpagne

Entre Gené y Melendo esbozaron la situación actual de la prestigiosa bebida burbujeante, indicando que existen unas 6.000 casas de Champagne, que ponen en el mercado mundial unos 312 millones de botellas, de las que un 50% van destinadas al mercado europeo, donde España es uno de los principales consumidores con casi 4 millones de botellas al año.

cata-champange-002En la cata tuvimos ocasión de probar un Barón – Fuenté elaborado exclusivamente con uva Meunier (Pinot Meunier hasta 2011), una de las tres variedades características de estos vinos espumosos. La segunda etiqueta correspondió a un fresco y ligero Bruno Paillard Brut, éste sí, un coupage de los tres varietales champaneses, Meunier, Pinot Noir y Chardonnay, que desarrolló sensaciones cítricas y florales.

El tercer champagne catado fue un Millé

cata-champange-015

Champagne Barón – Fuenté Brut

sime 2006, o sea, a diferencia de los champanes más comunes, que son mezclas de varias añadas, éste está elaborado con uvas de una sola cosecha, se trataba de Duval Le Roy 2006. Además se trata de un Blanc de Blancs, o sea, elaborado solo con Chardonnay, ya que tanto la Meunier como la Pinot Noir, son uvas tintas. Resultó un vino con cuerpo, burbuja bien integrada y un elegante equilibrio entre notas cítricas (acidez) y de fermentación: levaduras, tostados. Armonizó perfectamente con una piruletas de foie recubiertas de chocolate servidas por Rocala.

Para terminar la cata, se sirvió un De Sousa Rosé, vino espumoso rosado elaborado con un 92% de Chardonnay y un 8% de Pinot Noir, lo que nos muestra que en Champange la elaboración de vinos rosados puede realizarse mediante la corta maceración de hollejos de uva tinta o mediante la mezcla de vinos blancos y tintos. Fresco y con recuerdos de fruta roja fresca, fue un brillante colofón a la divertida y siempre sensual cata de vinos de Champagne.