Foto de cabecera: Lincesa Madera 2017, mejor vino tinto de la provincia según la Diputación Provincial.

La Diputación Provincial de Sevilla, a través de PRODETUR, organizó en la noche de este pasado jueves en el Consulado de Portugal el acto de entrega de galardones a las bodegas de la provincia que han presentado sus vinos al IV Premio “Vinos y Licores de la Provincia de Sevilla”.

Como novedad este año, también se ha premiado el mejor Licor tradicional, que ha recaído en Elixir la Flor de Utrera. Licor Canela 36, de Destilería La Flor de Utrera. También ha habido galardón para una categoría de vinos de licor, aromatizados y vinos dulces, que ha sido para Yo solo de Bodegas Halcón.

Rodríguez Villalobos junto a varios de los premiados

Un variopinto jurado entre los que se encontraba algún sumiller profesional, blogueros del vino y meros aficionados, probaron los vinos presentados a concurso hace una semana en cata ciega. Este jueves la Diputación ha dado a conocer en el acto citado los vinos y licores premiados, estando muy repartidos entre las distintas comarcas de la provincia.

Entre otras distinciones destacar al considerado en esta ocasión el “mejor tinto de la provincia”, Lincesa Madera 2017 de Bodegas Colonias de Galeón, de Cazalla de la Sierra, un magnífico vino del que ya señalamos su gran nivel en nuestro artículo referido a la pasada Feria de Vinos de la Sierra Norte celebrada semanas atrás en Constantina.

Otros premios y distinciones han sido para Umbretum Reserva Familiar, de Bodegas Salado, como mejor vino blanco; M de Salado, de Bodegas F. Salado, en la categoría de vinos singulares. Además, se han concedido 7 medallas (3 de oro y 4 de plata) a los siguientes vinos y licores: Carioco Oloroso, de Bodegas Blanco (medalla de oro, en la categoría de vinos de licor, aromatizados y vinos dulces); Lebrija Old 1986, de Bodegas González Palacios (medalla de oro, en la categoría de vinos de licor, aromatizados y vinos dulces ); Anís Dulce la Violetera, de Anís La Violetera (medalla de oro, en la categoría de licores tradicionales); Promesa de Rocío, de Bodegas Alcaria (medalla de plata, en la categoría de vino blanco); Turdetano Blanco Roble 2017, de Bodegas F. Salado (medalla de plata, en la categoría de vino blanco); Pagos de Fuente Reina Tinto 2016, de Bodegas Fuente Reina (medalla de plata, en la categoría de vino tinto); Overo 2016, de Bodegas González Palacios (medalla de plata, en la categoría de vino tinto).

Esta IV Edición de los premios ha tenido alguna ausencia significativa como la de los vinos de Bodegas La Margarita, cuyos vinos acapararon varios premios ganadores en las dos primeras ediciones, pero que en esta ocasión decidió no presentarse al concurso.

El Presidente de la Diputación Provincial, Fernando Rodríguez Villalobos, resaltó en su intervención en el acto que este sector ha venido “determinado” por el impulso de una nueva generación de empresarios, que han sabido encontrar en la innovación “la herramienta para proyectarse y crecer” y “Que los vinos y licores sevillanos sean cada vez más conocidos. Y, por tanto, valorados en su justa medida. Y, en consecuencia, cada vez más demandados. Y seguiremos insistiendo. Seguiremos apostando por este sector y su potencialidad como reclamo turístico para el destino”, añadió el presidente de la Diputación en otro momento de su discurso, en el que también se mostró “convencido” de que el sector agroalimentario y el turismo “pueden complementarse y beneficiarse mutuamente”.