premios

Organizado por PRODETUR – Turismo de la Provincia, se celebró en la Casa de la Provincia de la primera convocatoria para elegir a los mejores vinos elaborados en Sevilla. En esta primera ocasión se han contemplado dos tipos de vinos, blancos tranquilos sin crianza y tintos tranquilos con crianza, por lo tanto, ni generosos ni espumosos han concurrido al certamen.

Un jurado compuesto por expertos entre los que se encontraban sumilleres y especialistas en vinos, han catado y valorado dieciséis tintos y catorce blancos de diez bodegas de la provincia, entre los que resultaron ganadores los siguientes vinos:

Vinos de Sevilla - La Granja 116Mejor blanco sin crianza en barrica: Mirlo Blanco 2015 de Bodegas Tierra Savia, situada en plena Sierra Norte entre las sevillanas localidades de Alanís y Cazalla de la Sierra. Vino monovarietal elaborado con uva Viogner, un varietal de probable origen en la zona del Ródano francés, que se caracteriza por una alta aromaticidad y una acidez moderada. Mirlo Blanco es un vino certificado como de agricultura ecológica. Recibe una crianza en depósitos de cinco meses sobre sus lías, lo que le confiere una buena untuosidad. De brillante color amarillo pálido, en nariz muestra notas frutales (plátano, piña, mango, manzana, melón) y florales (magnolia y madreselva) además de recuerdos de levaduras finas. En boca es fresco y sedoso, con buena persistencia. Pedro Cano y Juan Antonio Acosta son dos jóvenes profesionales que iniciaron la andadura de Tierra Savia en 2013.Vinos de Sevilla - La Granja 115

Mejor tinto con crianza en barrica: Cocolubis 2013 de Bodegas La Margarita. También procedente de la Sierra Norte, este tinto supone un salto de calidad evidente en la crianza de tintos sevillanos. La labor de Raúl Fernández desde 1998 en su bodega de Constantina, se ve reconocida con este galardón. Cocolubis es hermano mayor del celebrado tinto Zancúo de la misma bodega, en este caso con la peculiaridad de recibir una prolongada crianza de veintidós meses en roble español. Un profundo color picota madura, deja paso a un envolvente bouquet de aromas donde las frutas rojas y negras maduras se armonizan con una madera elegante. En boca tiene cuerpo y elegancia, con unos taninos aún vivos que presagian una prolongada vida. Notas de crianza, donde destacan especias y vainilla, dejan paso a una prolongada y elegante persistencia.

Además de las distintas iniciativas de difusión para los vinos de la provincia, la Diputación adquirirá un máximo de 1.500 litros de cada uno de los vinos ganadores, para su utilización en acciones promocionales, catas y degustaciones.

Premios a los Vinos de la provincia de Sevilla

Guardar