Tuve la suerte de visitar la bonita bodega El Maestro Sierra en Jerez de la Frontera (Cádiz) hace unos años y conocer Pilar Plá. Ya entonces, con más de ochenta años, la señora Plá, estaba al pie del cañón, recibiendonos en la coqueta bodega del casco urbano de Jerez, elegante y discreta, desprendía elegancia.

Entrada a Bodegas El Maestro Sierra

Nos llega la noticia de su fallecimiento el pasado domingo 8 de Marzo, a los 99 años, lo cual lamentamos. Pilar Plá Pechovierto era de origen turolense, aunque vivió muchos años en Valencia, pero ya en los años setenta del pasado siglo, se hizo cargo de Bodegas El Maestro Sierra, tras la muerte de su marido, Antonio Borrego Casal, convirtiéndose en una de las primeras mujeres en gestionar una bodega jerezana, en la que, desde hace unos años, le sucedió su hija, la historiadora Carmen Borrego Plá.

Recordamos palabras suyas en una entrevista que se publicó en lavozdelsur.com donde decía que “la mujer aporta al vino encanto, feminidad y dulzura, cualidades que el hombre no le da”, a “igual cerebro, igual trato”, comentaba en referencia a la igualdad entre hombres y mujeres y a sus mismas capacidades para dirigir una empresa.

Bodegas El Maestro Sierra pasó, bajo la dirección de Pilar Plá, de ser una bodega almacenista a embotellar su propia marca y crecer en el mercado y dar un paso en la modernización de la empresa, aunque manteniendo siempre un sentido marcadamente artesanal, una bodega aun con despacho de vinos abierto al público, donde gentes del barrio y de todo Jerez, se acerca a comprar vino.

El Maestro Sierra es una bodega familiar que tiene sus raíces en Jerez de la Frontera desde 1830. Una referencia en vinos de Jerez, ha sido considerada en varias ocasiones entre las mejores bodegas del mundo. Joyas en vinos generosos, cuyas antiguas soleras siguen reposando en la quietud de las andanas del bello edificio de la Plaza de Silos jerezana.