Picoteos

Cuando uno piensa en un bar de barrio piensa en señores mayores, aserrín, bullicio, vinos y buen tapeo y… ¿?

Al final de la calle Virgen de Valle, en Los Remedios, este pequeño establecimiento que acaba de cumplir su segundo aniversario, ofrece no pocas alegrías. Definiría al Picoteos como una tabernita con encanto, que además tiene muchos requisitos para gustar.

Entrada ahumada

Si quieres barra sentado la tienes. Si quieres mesa bajita, también. Que prefieres mesa de altura, toma tres. Y si lo que te gusta es apoyar el codo y coger postura de barra estando de pie, pues más que mejor, también la tienes. Incluso si eres de los fumadores tienes en el exterior una barrilla anexa al escaparate, para sustentar el consumo y los tres ceniceros, y veladores, que de todo hay.

Sardina marinada con queso fresco y confitura de tomate

La parroquia que visita el Picoteos es “mu fiel y mu variada”. Amigos en grupo. Amigas en grupo. Pandillas. Lugareños en busca de un resuello y vecinos que han sacado el carnet y entran y salen, saludando, comentando, apresurados o con tiempo, a disfrutar de su esencia. Como ha sido siempre en un bar de barrio. Y es que eso es Picoteos.

Ensaladilla

En Picoteos se pica. ¡¡Y vaya cómo!! Se tapea y se trasiega con gusto.

Amén de los quesos, buenos, buenos, buenos y la chacina, traída de Extremadura, se puede comenzar con alguna de sus tapas frías, como la Sardina marinada con mermelada de pimientos, el Mejillón XXL con su toque picante y alioli o la Ensaladilla, que gusta cantidad.

Mejillón XXL con un toque picante

La Torta de morcilla de arroz, mermelada de cebolla y queso de cabra gratinado es ideal para compartir y la Carrillera guisada o el Atún sobre pisto con mahonesa dan un toque carnívoro a su carta como el Lomo de orza.

Queso viejo Torta de tomillo y romero

Los dos platos estelares son de mucha enjundia, Dados de salmón con tártara y Tartar de atún, los más buscados, que se pueden acompañar con una oferta de vinos donde priman los que gustan a todos, fáciles de beber y asequibles. Rioja, como un muy agradable Monólogo o el

Morcilla de burgos, queso de cabra y cebolla caramelizada

Nuntius, Ribera del Duero como el Celeste, blancos de Rueda y de nuestra tierra, tanto blancos como algunos generosos. Para los románticos hasta benjamines de cava, de dos en dos…Toda una tentación.

Carrillera guisada

 

 

 

 

Tatiana Cámara gestiona el negocio que ha cumplido, ya lo hemos dicho, su segundo año de vida y que promete hacerse, si no lo ha hecho ya, con un lugar de visita sí o sí en el barrio. Ya lo saben, cruzando Virgen de Luján, Picoteos. Algo más que un bar de barrio que en días señalados hasta ofrece un arroz sabroso a más no poder.

Dados de salmón con tártara

Virgen del Valle, 60
Telf.- 615 311 383
41011 – Sevilla
Horario: 12:45 a 18:00 y 20:00 a cierre
Descanso: Lunes
Fines de semana horario ininterrumpido