Las terrazas de Piano Piano, dos son las que tiene, miran a los Jardines del Cristina, al bello edificio del Alfonso XIII y a la Torre del Oro por la derecha. Su privilegiada situación en una calle céntrica y cómoda para el paseante solo es comparable a sus platos, un italiano por encima de la media.

Algunos jóvenes ya no recordarán el histórico Bar Iberia, faro en altas horas de la noche para reponer fuerzas o estrella matutina para desayunar a primerísima hora. La casa sevillana de la calle Almirante Lobo que albergaba al viejo Iberia, hoy, perfectamente remozada y decorada, acoge al Piano Piano.

Como decía es calle de amplias aceras, que permite el paseo desde la Puerta de Jerez hasta el Paseo Colón, a pie de terraza, el aparcamiento del Cristina. Decíamos también que tiene otra terraza, un romántico mirador entoldado y lleno de plantas y velas, desde el que disfrutar de las vistas de Sevilla.

Ensalada de salmón

El local, después de su reforma, abrió sus puertas el 17 de Noviembre de 2015. Acogedor, amueblado de maderas claras y bellas fotos, Piano Piano tiene comida italiana hecha por italianos.

Pizza

Tiran Cruzcampo de barril y ofrecen alguna cerveza artesana, pero lo suyo aquí es empezar el aperitivo con algunos de sus cócteles donde, por supuesto, el Spritz Aperol es el protagonista. Por supuesto tienen carta de vinos, con marcas clásicas y vinos más novedosos, hay para elegir, nosotros, tras los Spritz Aperol, optamos por El Buscador, un moderno y agradable Rioja. Para los que busquen acompañar los platos italianos de algún espumoso, tienen en la carta un apartado especial donde se puede optar desde el típico Lambrusco, pasando por opciones nacionales, hasta un más sofisticado champán G. H. Mumm, el de los campeones de Fórmula 1.

Brusquetta

En cuanto a la carta de platos hay de todo, por supuesto elaboraciones italianas, entre las que están sus pastas frescas y sus magníficas pizzas a la piedra, por cierto sirven una vegetariana. Para empezar se puede optar por una fresca ensalada, como la que probamos de Salmón con canónigos, cebolla morada, pomelo y la nota crujiente de unos pistachos (10,70 €), venía muy bien aliñada. Siguiendo con platos fríos, un Carpaccio de buey con rúcula y parmesano (12,20 €), esta vez la nota crujiente la pusieron granos de granada, sabroso y fresco, la carne se disfruta porque no son esas láminas transparentes que ponen en casi todas partes, sino que tienen buen bocado, se acompaña en plato aparte con una focaccia, especie de pan plano cubierto de hierbas.

Tagliatelle carbonara

Otro producto italiano, la Spianata, un embutido, viene sobre unas Brusquetas de pan de tomillo (9,20 €), como una tosta con tomate, ajo y aceite y una crema de queso, puro sabor mediterráneo. La auténtica estirpe italiana de la casa se muestra en sus Tagliatelle carbonara, nada que ver con esas carbonaras bañadas de nata o bechamel de insoportable sabor lácteo, aquí se elabora con yema de huevo, panceta, pimienta (que agradable notarla en la boca) y parmesano, ni que decir tiene que la pasta se sirve al dente y se ha elaborado fresca en la cocina.

Arroz negro

Cómo no, probamos una de sus variadas pizzas, de masa fina. Para paladares educados es el Arroz negro de gambas al brandy, un bocado sugerente que, con su sabor a mar, contrasta con el plato siguiente, una potente Lasaña de carne de Retinto (9,80 €). No podíamos de dejar tampoco de probar sus pastas rellenas, así que nos atrevimos con unos Capelotti de ternera y piñones con salsa Funghi Porcini (12,50 €), o sea, de setas, un acierto, rico, con ese punto de potencia sápida de todos los platos.

De postre hay leche frita y tartas caseras, además de un cremoso Tiramisú (5,50 €) hecho en la casa por Giuseppe.

Si quieren rematar la tarde como empezamos, no se pierdan el Aperol Mojito.

Piano Piano

C/ Almirante Lobo, 5

41001 Sevilla

Tfno.: 955 67 37 40