El Pisco es la bebida emblemática de Perú que se produce desde finales del siglo XVI. Tradicional aguardiente de uvas, el Pisco se produce en Perú y también en Chile. El Pisco peruano es un destilado de diversas variedades de uvas, las primeras llegadas desde Canarias con los españoles en el siglo XVI, tomará su nombre de la misma población principal de la zona costera peruana donde se produce (Aguardiente de Pisco).

El Pisco fue declarado en 1988 como Patrimonio Cultural de la Nación en Perú. Se declaró el cuarto domingo del mes de julio, como el día del Pisco y, posteriormente, el primer sábado de febrero como el del Pisco Sour, el más famoso cóctel elaborado a base de Pisco, elaborado además con zumo de limón, jarabe de goma (dos partes de azúcar y una de agua), clara de huevo, y un par de gotas de angostura, con hielo.

Bernardo Muñoz, Consejero Económico Comercial de Perú en España

Al hilo de la recientemente concluida Madrid Fusión 2019, Perú ha presentado en The Drinks Show, evento centrado en el mundo de la coctelería y de los destilados, la nueva línea gráfica de su bebida más famosa: el pisco. Con ella, situará este producto en las cartas de las coctelerías de todo el mundo. En la presentación han participado Aarón Díaz, coctelero del Carnaval, de Lima, y Bernardo Muñoz, Consejero Económico Comercial de Perú en España.

La marca “Pisco, spirit of Perú” supone un paso más en la propuesta que Perú inició años atrás con el objetivo de dar relevancia a su aportación a la gastronomía mundial. Muñoz ha explicado que la nueva línea gráfica del pisco incide en aquellos cinco componentes fundamentales que hacen de este destilado un producto único: La biodiversidad, por la variedad de paisajes de Perú; la calidad, fruto del extremo cuidado detrás de toda la cadena de producción del destilado; la historia, ya que es una bebida de más de 400 años; la cultura, porque es una bebida cuyo consumo hunde sus raíces en la propia tradición de los peruanos y de sus hábitos de consumo; y la versatilidad, puesto que al ser un destilado de fruta y no de un grano, las sensaciones y sabores que brinda el pisco son prácticamente infinitos en el caso de la coctelería.

“La tendencia global en el mundo de la coctelería son los maridajes con platos del día a día –ha explicado Muñoz. Por ello, vemos el enorme potencial de un producto como el pisco, que puede adaptarse y mezclarse con todo tipo de cocinas”.

El Consejero Económico Comercial peruano ha desgranado los secretos de la nueva línea gráfica. “El asterisco evoca al sol que influye en el terruño; así como una forma natural que denota esencia. El Pisco tiene muchos aspectos que comunicar y esta marca los contará. La palabra Spirit, ha explicado Muñoz, hace referencia tanto al espíritu del Perú, de lo nacional, como a su categoría de bebida espirituosa. Además, refuerza la denominación de origen, identidad y procedencia. Finalmente, la tipografía principal está inspirada en los primeros documentos del siglo XVII que mencionan la producción del pisco en la costa peruana. Su cuerpo texturado remite al paso del tiempo, a la importancia de un legado, a su carácter noble.

Por su parte, el bartender Aarón Díaz ha explicado el uso práctico que él y su equipo en la coctelería Carnaval de Lima dan a esta bebida, y ha mostrado su entusiasmo por las infinitas combinaciones que permite este destilado. “El pisco es un destilado joven para el mundo, y su presencia en los bares internacionales no compite con otros más conocidos como el whisky, ginebra, ron o vodka”. Una situación que el coctelero ha presentado como una oportunidad para que el lanzamiento de este producto tenga más fuerza.