Pazo Ribeiro Blanco 2016

Cuando en una ciudad como por ejemplo Sevilla, se podían contar con los dedos de una mano los bares gallegos que había, una de las características comunes a todos ellos, los que de verdad podían llamarse gallegos, era que tenían vino de Ribeiro, normalmente Pazo.

Pazo fue de los primeros ribeiros embotellados y etiquetados con garantía de origen, aparte de esos dudosos ribeiros sin etiqueta servidos en cuencos de loza blanco, lo cual resultaba muy característico pero también bastante mediocre, Pazo era el ribeiro por antonomasia, de dichos establecimientos.

Ahora es uno de esos vinos llamados, casi siempre peyorativamente de supermercado: gran producción y precio asequible, pero, al igual que otros muchos que se encuentran en los lineales de los establecimientos de alimentación, Pazo es un producto bastante digno y una opción muy valorable al lado de otros vinos bastante menos atractivos.

Hoy Pazo se elabora bajo el paraguas de la cooperativa más grande de Galicia, Viña Costeira, que, fundada en 1968, elabora vinos y licores en su gran bodega de la localidad orensana de Ribadavia. Empeñados en recuperar varietales históricos de la región como la Treixadura, Loureira, Godello o Albariño, entre otras, Pazo se enmarca en una de las denominaciones de origen más antiguas de España, Ribeiro.

Nieblas matinales sobre los viñedos de Ribeiro y la cuenca del Miño

Pazo Ribeiro Blanco 2016, se elabora con uvas de las variedades Palomino y Torrontés. La utilización de la variedad Palomino, característica de los vinos blancos y generosos andaluces, confieren a Pazo una rebaja en sus características como ribeiro, ya que es una uva poco aromática pero de generosa producción, por el contrario ello facilita que su precio sea bastante asequible, por debajo de 4 euros.

No obstante, el vino presenta un bonito color amarillo pálido, brillante y limpio. Eso sí, de escasa intensidad aromática, aunque en boca sorprende su cuerpo, de cierta untuosidad y un carácter envolvente, frutal y de agradable frescor, destacando las sensaciones de fruta blanca carnosa y las hierbas frescas. Un vino recomendable para aperitivos y platos a base de pescados ligeros y mariscos.

PVP aprox.: 3,45 €