Gastrobaris Magazine - Página 2 de 84 - Revista digital de gastronomia Documento sin título
NOSOTROS  SERVICIOS DE GASTROBARIS    GALERÍA    CONTACTO
La tiza

“Morfologramas” del tapeo. La Tiza

Opinión
Foto de cabecera: José y Joaquín de La Bodega Virgen de los Reyes, y José de Casa Gaviño

No se asusten amigos, que este palabrismo, que todos sabemos que no existe, sólo pretende situar en un escenario propicio el  gran desvarío en que se ha convertido el lío ese de la tapa sevillana, sus códigos y todo lo que le rodea.

Bar El Cocinero. Tabernas de puerto y otras aventuras culinarias

Sitios

El encuentro con el bar El Cocinero y quienes lo gestionan es de esas historias que están abocadas al éxito. Tras lo que era una relación puramente virtual (redes) surgieron las ganas de conocer en primera persona a los responsables de este bar de la zona portuaria de Santander. Cuando se presentó la ocasión la aprovechamos y ahí nos plantamos.

Bocadillo de tomate marinado, mojama y AOVE en pan de cinco pimientas

Recetas

Santi González (Sanlúcar de Barrameda, 26 – 07 – 1984) éste aún joven cocinero, pero de  ya dilatada trayectoria, coordina y produce en las cocinas de los establecimientos de La Azotea en Sevilla. Sus inicios en la hostelería se remontan a su aprendizaje durante dos años en el costero pueblo gaditano de Sanlúcar de Barrameda, en el Instituto Social de la Marina El Picacho, del que salta a la cocina de Casa Bigote, su bautismo profesional, en el que aprende a tratar la materia prima con delicadeza y sobriedad.

higos

Productos de temporada: Higos

Productos

Muhya Bent al-Tayyani era una joven de la Córdoba califal, hija de un vendedor de higos y vendedora ella también del sensual fruto en la medina de la capital andalusí. La joven frutera fue acogida por la princesa Omeya, Wallada ibn al-Mustakfi, hija del penúltimo rey de la, en otro tiempo reciente, floreciente dinastía. La vendedora de higos se convirtió en poeta de versos frescos, como los higos que antes vendía.

bocadillo

Elogio del bocadillo

Opinión
Fotografía: M. Manosalbas

La otra noche tuve la fortuna de volver al cine de verano, a casi el único que queda en Sevilla capital (instalan otro en el CICUS universitario, muy cerca por cierto), gracias a la Diputación Provincial, que monta un gran cine en su patio del antiguo gran cuartel de Intendencia, donde dicen, por cierto, que se pasea algún alma en pena por las noches (y no me refiero a ningún funcionario aburrido, sino a un ser ectoplásmico  que dicen vaga por las viejas estancias del edificio).