¿No sabe usted quién es Robert Parker?, entonces usted no ha estado en el mundo del vino en los últimos 30 años, por lo menos. Robert McDowell Parker Jr. es un norteamericano que puede hacer duplicar el precio de una marca de vino con solo puntuarlo con más de 95 puntos en su revista, Wine Advocate. Este oráculo vinícola nació en Baltimorr haya por 1947 y, aunque se licenció en Historia del Arte y Derecho, su enamoramiento por los vinos se tradujo en la publicación de una guía “casera” que empezó mandando gratuitamente, a finales de los años setenta del siglo pasado, a vendedores de vino y que, al año siguiente, ya remitía a 600 suscriptores.

Robert M. Parker Jr.

Robert M. Parker Jr.

Digamos que el “pelotazo” lo dio Parker cuando, joven y osado yanqui, se atrevió a contradecir a la crítica consagrada mundial diciendo, en contra de la opinión más generalizada, que la difícil cosecha de 1982 en Burdeos, fue excelente. Acertó, y en 1984 dejó su trabajo como abogado para centrarse ya exclusivamente en el mundo del vino.

Tal ha sido la influencia de Parker en los últimos años, que se ha llegado a hablar de vinos “parkerizados”, o sea, diseñados para puntuar bien en su revista. Siempre ha llevado a gala su independencia debido a la carencia de publicidad en su revista y al hecho de no vender vinos, aunque realmente, actualmente tiene una sección en su web https://www.erobertparker.com/entrance.aspx donde se pueden adquirir algunos vinos bajo el epígrafe de “Weekly Wine Buys” (ofertas semanales de vino), tutelado por WineAlert.com, a la que solo se puede acceder previa suscripción.

Luis Gutíerrez

Luis Gutíerrez

Realmente Parker raramente prueba vinos españoles. Tiene varios colaboradores, expertos en vinos, que se dividen las diversas regiones vinícolas del mundo. En concreto, para España, entre otros países principalmente de habla hispana, el encargado es Luis Gutiérrez, uno de los fundadores de elmundovino.com y colaborador habitual de revistas especializadas.

Las puntuaciones de las guías, incluidas las más prestigiosas como las de The Wine Advocate o las de winespectator.com, por citar las más prestigiosas a nivel internacional, deben de ser contempladas con todas las reservas que, dentro de los parámetros técnicos manejados por los especialistas, tienen unos criterios al fin y al cabo subjetivos. Con todo, pueden ser útiles brújulas para los aficionados para orientarse en el cada vez más poblado mundo de los vinos y las bodegas, suponiendo, al margen de los puntos, buenas orientaciones en cuanto a nómina de sitios y localización de bodegas.

Castillo de Ygay Gran Reserva 1986

Castillo de Ygay Gran Reserva 1986

Toda esta introducción me sirve para comentar que acaban de salir las puntuaciones Parker de 2016 para los vinos de Rioja. Y me gustaría destacar, en la lista de los más puntuados, la coexistencia de marcas “clásicas” junto a etiquetas más recientes de bodegas que están trabajando bien en, lo que me atrevo a calificar, para entendernos, como riojas modernos.

Luis Gutiérrez puntúa para Parker desde 2014. En su lista de este año ha concedido por primera vez 100 puntos a un Rioja, ¡ojo!, blanco, el elegido ha sido el Castillo de Ygay Gran Reserva Especial de 1986, de Bodegas Marqués de Murrieta, una joya guardada por la bodega durante 30 años y que sale a la luz coincidiendo con la reforma del Castillo de Ygay, propiedad de la familia.

Luego, lo que podríamos decir, en segundo lugar, con 98 puntos, encontramos un

Telmo Rodríguez

Telmo Rodríguez

vino de Telmo Rodríguez, el Telmo Rodríguez Las Beatas  2013, un símbolo de esos elaboradores estrella que surgieron a principios de este nuevo siglo y que se han consolidado como los hacedores de grandes vinos en nuestro país. Junto a él, en los puestos más destacados vinos de Miguel Ángel de Gregorio (Allende), de

Miguel Angel De Gregorio

Miguel Angel De Gregorio

Álvaro Palacios, los Hermanos Eguren (La Nieta) y otros. Junto a ellos Muga, López Heredia o Cvne, tradicionales bodegas del Barrio de la Estación de Haro y nuevos valores de la zona como Abel Mendoza, el francés Olivier Rivère o el jovencísimo Javier San Pedro.

En definitiva, tenemos que congratularnos de la pujanza de nuestra región vinícola, se quiera o no, más significativa y la convivencia de vinos de variados estilos aunque, siempre, con la tipicidad de los vinos de Rioja.

Vinos de Rioja 2016