chef Anthony Bourdain

Era un soplo de aire fresco en la programación gastronómica, un tipo cachondo que nos distraía enseñándonos bares y comidas de todo el mundo en su programa Un chef en Viajar (Sin Reservas), emitido por el canal de cable Viajar. Anthony Bourdain ha decidido poner fin a su vida cuando grababa un  nuevo programa junto al también televisivo chef nacido en Francia Eric Ripert.

Anthony Bourdain y Eric Ripert

Bourdain había iniciado la grabación para la CNN de un nuevo programa llamado Parts Unknown. El chef y comunicador gastronómico se ha suicidado en el hotel de Estrasburgo donde se alojaba colgándose del cuello con el cinturón de su albornoz, confirmando el fiscal de Colmar en la región francesa de Alsacia, Christian de Rocquigny, que todo indica que ha sido un suicidio.

El mediático chef había nacido en Nueva York en 1956, con ascendentes paternos franceses, precisamente en un viaje de vacaciones por Francia con su familia, despertó su vocación culinaria, cuenta él con su habitual desenfado, cuando probó por primera vez una ostra en un barco pesquero. Así comenzó a viajar por todo el mundo buscando comidas, buenas, malas, peculiares, y bebiendo, contándolo en sus programas con un aire desenfadado, cercano, usando tacos y, a veces también, trasegando buenas cantidades de copas.

Anthony Bourdain y Asia Argento

Has sido su mismo compañero y colega, Eric Ripert, quien ha encontrado el cuerpo sin vida de Bourdain en la habitación del hotel. Juntos se estaban dedicando a explorar sitios y lugares por Francia, como siempre en el estilo habitual de Bourdain, compartiendo mesa entre amigos y lanzando sus mordaces, humorísticos y, a veces, sarcásticos comentarios. En algunos de sus programas se dejaba traslucir ocasionalmente, la pesada vida viajera, los aviones, la soledad de las habitaciones de hotel, a la que se veía sometido la mayor parte del año.

Anthony Bourdain no era un comentarista gastronómico solo del glamour de los grandes templos culinarios, recorría bares y tabernas, sitios clásicos y descubrimientos de tabernas y puestos callejeros, muchas veces guiado por amigos residentes en su lugar de destino. Había pasado por episodios de drogadicción, pero incluso abandonó el tabaco cuando en 2007 nació su hija Ariane. Su actual pareja era la joven actriz Asia Argento.

También dejó escritos sobre temática culinaria, con su visión siempre crítica y mordaz, como su libro Confesiones de un chef, donde muestra que la vida del cocinero no es de color de rosa, o sus artículos como el primero que publicó en la revista New Yorker y que le dio fama, No comas antes de leer esto, germen de su libro antes citado.