Bodegas Riojanas es una de las históricas de esta comarca del vino español. Fundada en 1890 en la localidad de Cenicero en La Rioja Alta por la familia Artacho junto a Rafael Carreras. Inauguró sus nuevas instalaciones en 2005 y, diez años después, en 2015, celebró los 125 años de su fundación. Monte Real, una etiqueta emblemática de los vinos de la Rioja Alta, fue marca creada por el enólogo francés Gabriel Larrendat, que dirigió durante años la elaboración y crianza de estos vinos.

Normalmente en el mundo del vino se entiende por “cuvée” (termino francés muy usado por ejemplo en Champagne) un vino procedente de la mezcla de varias añadas, no es este el caso de Monte Real Cuvée 2017, un vino de crianza procedentes de viñedos de unos 40 años de edad, de las variedades Tempranillo y Graciano, de aquí, en este caso, su denominación de cuvée.

En cata presenta a la vista una capa muy cubierta de tono granate con ribetes rojizos. La nariz nos habla de una rioja clásico actualizado, aunque destacan las maderas, blandas y fragantes, con notas avainilladas y de especias, apareciendo después una fruta roja madura con cierta nota de licor. En boca tiene buena frescura, con taninos vivos aún, algo secante. La fruta en el paladar se muestra más fresca que en nariz, con recuerdos de frutillos rojos y regaliz de campo, con una madera muy bien integrada que le proporciona elegancia al conjunto. El paso de boca es fácil y un tanto ligero, goloso y envolvente.

Un vino tinto de marcado carácter riojano, que nace de las bodegas del Grupo en Cenicero, una de las más típicas localidades vinateras de la Rioja Alta. Precio en el mercado de unos 12,50 euros.