La popular manzanilla La Guita de Sanlúcar de Barrameda, es, desde hace décadas, una de las manzanillas más consumidas y líder en la Feria de Abril de Sevilla. Actualmente la marca pertenece al jerezano Grupo Estévez que, tras su alianza con la distribuidora sevillana Becerra Olmedo y Tierra Nuestra, líder en venta de vinos a hostelería, pretende consolidar su liderazgo en el sevillano Real de la Feria.

Azafatas de La Guita en la Feria de Sevilla

Según prevé la bodega, La Guita estará presente en el 70% de las 1040 casetas que se levantan en el recinto ferial sevillano. Vinculación de los sevillanos, como señalábamos antes, que se prolonga durante décadas con la bodega sanluqueña fundada en 1852.

David Puerto, responsable de comunicación de la bodega, presentó manzanilla La Guita en la Muestra del Fino y la Manzanilla celebrada días atrás en el Museo de Carruajes de Sevilla, allí tuvimos ocasión de catar La Guita junto a otras grandes manzanillas y comprobar como mostraba su carácter fresco, salino, su bello color amarillo pálido brillantes, muy ligera en el paladar. Posteriormente, en el cóctel servido cono los vinos participantes y las tapas diseñadas para maridar con ellos por varios restaurantes sevillanos, tuvimos ocasión de disfrutar de lo bien que se complementa esta airosa manzanilla con la potente Gilda La Guita con rabanito, que creó para la ocasión el chef de No Kitchen, Blas Suero. Los sabores conjuntados de la anchoa cantábrica, con la aceituna gordal, la piparra, el rabanito y el pepinillo, formaban una potencia en boca difícil de domar por otro tipo de vino.

Los orígenes de manzanilla La Guita se remontan a 1852, en el mismo origen de la bodega. Las uvas de Palomino Fino con las que se elabora La Guita, proceden de uno de los pagos más singulares del término de Sanlúcar de Barrameda, el Pago Miraflores, que recoge las influencias atlánticas, junto con los aires de poniente que proceden del Coto de Doñana, el océano y la desembocadura del Guadalquivir, esquina mágica del mapa español que propicia tanto la singularidad del vino sanluqueño, como la riqueza de sus aguas donde se pesca el famoso langostino rayado, compañero ideal de la manzanilla.

David Puerto y Manzanilla La Guita

Junto con todas estas características de un vino popular y líder en su sector, hay un factor decisivo en su triunfo, el servicio. Aspecto éste clave para los profesionales que trabajan en el Real durante la semana de Feria. Y es que, fiel a su apuesta por la calidad, La Guita desarrolla, un año más, un importante dispositivo de distribución que garantiza el abastecimiento y el perfecto estado de la manzanilla a la hora de su consumo durante la Feria. Para ello, cuenta con un grupo humano de más de 150 personas y un almacén de 6.000 metros cuadrados situado a escasos metros del recinto ferial.

Al igual que los últimos años, La Guita lanza una nueva campaña durante la semana de Feria. Este año, bajo el eslogan “La Feria como debe ser, con La Guita y en abril”, La Guita desarrollará una acción de redes sociales desde su página oficial en facebook: www.facebook.com/manzanillalaguita. A través de unos comandos de azafatas y fotógrafas que recorrerán el recinto ferial y un sistema de votación en la citada red social. Los usuarios con las fotografías más votadas podrán ganar cenas para el viernes en la feria y la más valorada en total ganará el peso del protagonista en botellas de La Guita.

#conlaguitaferiaenabril