Valencianos de Jijona (Alicante), donde el turrón y los helados son religión desde hace generaciones. La influencia musulmana y las múltiples cavas de nieve de la zona, han hecho de Jijona cuna de heladeros desde hace siglos. Algo más de 7.000 habitantes que, en buen número y desde hace décadas, han llevado el arte de la fabricación de sus ricos productos por toda España. Una tradición que se remonta en la familia Colomina a cuatro generaciones haciendo helados y que, desde 1946 se establece en el gaditano pueblo de Villamartín.

Turrón de Jijona

Turrón de Jijona

Francisco Colomina, heredero de esta saga de heladeros, abrió en la sevillana calle Adriano, en pleno Arenal de Sevilla, la heladería Los Valencianos hace algo más de dos años y medio. Allí atiende a su público desde las tres de la tarde hasta que el último cliente se marcha, lo que puede ser bien entrada la madrugada.

Colomina trabaja en Los Valencianos desde por las mañanas, en la que se dedica a la elaboración, y aquí empiezan sus “secretos”. El respeto a las maneras artesanas tradicionales, la incorporación de los elementos actuales que mejoran fabricación e higiene, el empleo de materia prima de excelente calidad y la búsqueda constante de la mejora en las fórmulas de los helados, son los pilares de esta casa.

Crema catalana

Crema catalana

En Los Valencianos podemos encontrar hasta 56 diferentes gustos de helados, con algo en común, el primor de su elaboración y los productos base más sofisticados. No es hablar por hablar, esto no es un publirreportaje. Hemos tenido ocasión de comprobarlo viviendo una jornada con Francisco, un joven que transmite el amor a su profesión y la tradición familiar atesorada. En su local pudimos apreciar el auténtico aroma de las vainas recién abiertas de vainilla de Tahití. El cacao puro procedente de Ecuador en las tabletas de chocolate Pacari. Los pistachos de la D. O. P. Di Bronte, llegados de Italia o el mismísimo turrón de la D. O. Jijona empleado para hacer uno de los helados que más se venden.

Vainilla de Tahití

Vainilla de Tahití

El secreto de los helados de Los Valencianos es usar esa materia prima de primera en cantidad bastante en cada cubeta de helado. Junto a lo anterior, la fabricación a diario, en caliente, de cada base de helado que madura entre un día y medio y tres días para que los ingredientes se homogenicen. Con este proceso se consigue una textura cremosa y de mayor sabor, sin tener que recurrir a ningún tipo de grasa o caramelo añadido.

Además de la excepcionalidad de su helado de turrón, es imprescindible probar el de vainilla. Magnífico también el de mango de la India, pura fruta y frescor. Ricos el de crema catalana, donde el azúcar se quema a mano con soplete en pocos segundos, o el de tocino de cielo. Curioso y para amantes del producto de tantas de nuestras meriendas infantiles, el de palmera de huevo.

También naturales son sus granizadas, zumos de frutas de limón, naranja, fresas, sandía. También elaboran turrones propios, que venden en forma de tortas.

Heladería Los Valencianos

C/ Adriano, 32

41001 Sevilla

De 15:00 a 01:00 Viernes y sábados hasta las 02:00

Guardar