Los cinco mejores chef del mundo de los quince últimos años se han dado cita en Barcelona en el encuentro de #50 Best Talks Livestream. La revista británica Restaurant’s ha organizado este encuentro dentro de las conmemoraciones de los quince años de la creación de la famosa lista The world 50 best restaurants.

Intervención de Ferrán Adrià

En el escenario los acaparadores del primer puesto en los años en que la prestigiosa lista se publica, casi todos han estado allí, una verdadera constelación de figuras de la alta gastronomía mundial. El número uno de la lista 2017, el restaurante Eleven Madison Park de Nueva York, estaba presente con el dúo artífice de su magnífica trayectoria, el chef Daniel Humm y su socio y director del restaurante, Will Guidara. Junto a ellos, el italiano Massimo Bottura, de Osteria Francescana, número 1 en 2016; el danés René Redzepi, que fue número 1 con su restaurante Noma, ahora también en reconversión, en 2010, 2011, 2012 y 2014; y cómo no, los españoles: Joan Roca, chef de El Celler de Can Roca, número 1 en 2013 y 2015, y el mítico Ferrán Adrià, número 1 con el Bulli en 2002, 2006, 2007, 2008 y 2009.

Intervención de Massimo Bottura

Cada uno de estos grandes chef ha tenido una pequeña intervención y se han sometido a las, muy escasas, preguntas de los periodistas presentes. Abrió las intervenciones el italiano Massimo Bottura, que hizo hincapié en su breve discurso, en la importancia del producto y en la valoración del trabajo de los productores, granjeros y agricultores.

Luego, el verbo fluido y derramado de Ferrán Adrià se hizo con el auditorio, haciendo un resumen de su visión de la gastronomía actual. Adrià agradeció a Francia su labor en la gastronomía, de la que ha sido espejo mundial durante cuatro siglos, según el cocinero catalán. Luego resaltó algunos matices para él muy importantes en la gastronomía actual: La actual preocupación por la salud y la alimentación, el concepto de la gastronomía como entretenimiento, el perfil de nuevos gourmets, la afición de los niños por cocinar, la incorporación de la mujer a la élite de los chef (aunque en el acto no había ninguna), la incorporación del servicio informal, citó a Noma, en la alta restauración, la valoración de productos más corrientes y no solo de los tradicionales productos de lujo y, por último, la incorporación de la gastronomía a los estudios

Los chef responden a las preguntas del público

superiores.

Tras Ferrán Adrià también intervinieron Daniel Humm y Will Guidara, que lo hicieron a la vez; el español Joan Roca, que resaltó el valor de la tradición familiar en el Celler de Can Roca y su elección de centrarse en un solo restaurante, por último, el danés René Redzepi escenifico esa informalidad a la que se refería Adrià en su intervención, saliendo al estrado con chanclas y camiseta.

Este encuentro de máximas figuras de la cocina mundial ha sido retransmitido a todo el mundo en directo a través de internet.