Los Corales
Fotografía de cabecera: Los Corales antes (izquierda en oscuro) y después (derecha)

El hostelero Grupo La Raza, con más de 85 años de trayectoria en la ciudad, renueva el restaurante Los Corales con una decoración completamente diferente y un restyling de marca, para ofrecer un concepto gastronómico distinto en el que prima la cocina de mercado y los platos libres de gluten.

Nueva imagen de Los Corales

Los orígenes de Los Corales se remontan al año 1938, cuando Grupo La Raza abre el establecimiento en la confluencia de las calles Sierpes y General Polavieja. Fue un restaurante de referencia en los años 40 y 50 y famoso en aquellos años por las tertulias taurinas que allí se celebraban y a las que acudían habitualmente diestros como Juan Belmonte y Joselito el Gallo, entre otros.

Ostra cítrica

Hay que hacer especial mención al cambio de decoración. Entrar en Los Corales, ahora, es adentrarse en un espacio confortable,

Ensalada de tomates

agradable y lleno de luminosidad gracias a sus grandes cristaleras.

Ahora predominan los colores neutros y claros, combinados con tonos verdes y frescos. En la remodelación de su espacio se han cuidado al máximo los detalles, para dar un aspecto nuevo y atractivo recreando una atmósfera, donde la

Tabla de quesos

vegetación está muy presente. Y todo ello en pleno corazón de la Sevilla de siempre, en la calle Álvarez Quintero, junto a la Plaza del Salvador.

Solomillo de ternera

Gastronómicamente Los Corales ha recuperando su carácter de restaurante ofreciendo una cocina de mercado en la que las carnes y pescados adquieren un claro protagonismo al ser cocinados al grill en robata

Huevos de granja escalfados y guisantes

japonesa, una técnica de elaboración propia de la cocina oriental. Las verduras y vegetales seleccionados y los productos locales tienen también gran relevancia en su carta.

Cordero al horno

 

Como detalle de gran importancia nos cuenta Marta Galán, responsable de comunicación de Grupo La Raza, que todos los platos de la carta de Los Corales están libres de

Postre de chocolates

gluten, y son óptimos para el consumo de personas celíacas. Otro gran aliciente para acomodarse en su sala, disfrutar de su gastronomía y contemplar en primera fila el bullicio de la ciudad y su zona comercial de toda la vida.