DSG Vineyars es un proyecto vinícola puesto en marcha por el joven enólogo David Sampedro Gil, cuya familia tiene una larga tradición bodeguera en la Rioja Alavesa. Vino tinto navarro elaborado con uvas de Garnacha procedentes del Pago Pasolasmonjas, mediante sistemas de cultivo ecológico.

Terrenos de piedra caliza donde crecen las cepas a unos 700 metros de altitud, amparadas bajo la Denominación de Origen Navarra. La filosofía de este joven enólogo se basa en el cultivo ecológico, intentando seguir las pautas de la biodinámica y, en definitiva, buscar sorprender al bebedor con vinos diferentes de características muy naturales y que hablen del terruño.

Tras el sangrado del mosto, el vino fermenta en depósitos de acero inoxidable a temperatura controlada, para permanecer reposando, tras un nuevo sangrado del ya vino joven a depósitos de acero inoxidable, entre tres y cuatro meses con sus lías finas.

Un rojo intenso amoratado nos anuncia la juventud de una Garnacha que explota en la boca como una bolsa de gominolas de frutas rojas y negras (arándanos, moras, frambuesas), conjugadas con ciertas notas de hierbas mentoladas (finos balsámicos) y un sutil toque mineral. Muy vivo, joven, jugoso y frutal en el paladar, pero muy pulido, no agrede en absoluto a las papilas gustativas, que se despiertan con la alegría de este simpático tinto.

Puede ser rey en una barbacoa, con unas carnes a la parrilla o con unos chorizos criollos o unas buenas chacinas. Tampoco le deben sentar mal los platos de pasta, pero ya habré mencionado en alguna otra parte, que esto de los maridajes entre vinos y platos, no solo depende del producto comestible en cuestión, sino de su forma de ser cocinado, sus salsas y sus acompañantes, porque, pongo un gráfico ejemplo, no precisaremos el mismo vino para un lomo de bacalao a la plancha, que para un bacalao con tomate o uno en salsa bilbaína.

PVP aprox.: 4,00 €