la regañá don pelayo

Fotografía: Manolo Manosalbas

Texto: Javier Compás

La regañá es un producto muchos más antiguo de lo que podamos imaginar, de hecho, puede remontarse a la Antigüedad, enmarcada en la tradición de panes planos tostados propios de la cultura mediterránea.

Pan de cata

La regañá tiene su origen en una torta de o galleta de cereal, plana y tostada que permite una larga conservación. Regañá Don Pelayo ha mantenido las normas artesanales de fabricación de este producto, con unos estándares que han dotado a la regañá de una calidad excepcional, con una magnífica textura conseguida gracias a su fina masa y al secreto magistral de su cocción.

La regañá es un producto genuinamente andaluz, elaborado con harina de trigo, es un perfecto y ligero acompañamiento de tapas y aperitivos, como base, incluso, de algunos preparados sin alterar fundamentalmente su sabor. Un alimento saludable con un muy bajo nivel de calorías.

El palo Don Pelayo

Regañá Don Pelayo pone en el mercado tres productos gourmet fundamentales, la regañá, los tradicionales picos y un pan especial de cata ideal para acompañar las catas de vinos por su sabor neutro, gracias a sus materias primas de primera calidad: harina, agua y flores de sal a muy bajos niveles. Recientemente se ha incorporado a esta nómina de productos El palo de cristal Don Pelayo, un pico largo de excepcional textura y calidad.

Picos con jamón

La presentación de los productos de Regañá Don Pelayo también contribuye a su calidad. Su envase flow-pack garantiza una estanqueidad absoluta durante seis meses, sin necesidad de incluir en la composición de los productos ni emulgentes ni conservantes. A ello se une un diseño depurado y elegante de atractiva presentación.

La Regañá Don Pelayo se elabora en el Aljarafe sevillano, donde

Picos y regañás

tiene su fábrica y su sede social. Esta regañá y el pico artesano, han sido galardonados como Producto Excelente de Andalucía, por la Sociedad Andaluza para el Estudio de intolerancias alimentarias (SAEIA).

Jamón y chacinas del cerdo ibérico, quesos y tapas en general, son el acompañamiento ideal para estos productos, incluso la Regañá Gourmet Don Pelayo, puede consumirse sola, como aperitivo, acompañada con un buen vino de Jerez o una fresca cerveza.

La Regañá Don Pelayo