taberna vasca
Fotografía: Manolo Manosalbas
Texto: Javier Compás

Hace pocos días abrió sus puertas en Sevilla la taberna vasca y asador Orio. Establecimiento del Grupo Sagardi que se suma a los de Barcelona, Madrid y Valencia. Tuvimos ocasión de probar sus productos y charlar con uno de sus fundadores, Mikel López de Viñaspre.

La familia López de Viñaspre es originaria de Álava, por motivos profesionales se trasladaron a Barcelona y allí nació Irati, un bar de alma vasca en el corazón del Barrio Gótico. Iñaki y Mikel López de Viñaspre se empeñaron en difundir la cultura gastronómica vasca por toda España e incluso internacionalmente, lo han conseguido a través de los diversos establecimientos Sagardi y Orio.

Mikel López de Viñaspre nos atendió en su nuevo local de Sevilla. Un sitio que respira ambiente vasco, con predominio de la madera y con guiños a la cultura del mundo del remo, las traineras, tan presentes en la localidad

La carne de vaca vieja y gorda, seña de identidad de Orio. Mikel López de Viñaspre (Chef)

costera de Orio. Charlamos con Mikel trasladándonos con entusiasmo su concepto de negocio.

La barra de pintxos de Orio

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Hace 24 años los hermanos Iñaki y Mikel iniciaron Irati en Barcelona con éxito desde el principio. La buena acogida les impulsó a seguir con el concepto de barra típica de pintxos, el diseño de Orio, y restaurantes de cocina tradicional vasca, que sería los Sagardi. El local de Sevilla aúna varios conceptos, ya que hay una magnífica barra de pintxos, fríos y calientes, estos se van cantando tal como salen, todos a 2,10 euros. Y dentro un acogedor salón como restaurante, basado fundamentalmente en el producto fresco, de alta calidad y con mucho trabajo en parrilla de carbón vegetal.

Equipo de cocina de Orio

Setas de temporada con yema de huevo

 

 

 

 

 

 

 

Orio no pretende competir con el concepto de tapa sevillano, sino intentar difundir la cultura gastronómica vasca, como nos decía Mikel, les encanta el público de Sevilla que, como el norteño en cierta forma, también ama la socialización de la barra, vivir la gastronomía de pie, con alegría y de manera muy desenfadada.

En cuanto a los productos que se pueden degustar en Orio, realmente la calidad es palpable, tanto en los pintxos de barra, esa increíble Txistorra de Orio, los Champiñones, las Setas con jamón, las Tartaletas de Txangurro, entre otros. Naturalmente hay Gildas, pero también Ostras y gambas blancas de Huelva, ya que trabajan el producto fresco de proximidad, además de traer otros, tanto del Norte como de Levante, como las gambas rojas de Denia con las que elaboran un sabrosísimo Carpaccio o una lechuga traída expresamente de la huerta de Hernani.

El jamón nunca falta en una barra de pintxos

Ensaladilla, salmón y piparra

 

 

 

 

 

 

 

Pescado impecable, como el Rape en salsa donostiarra. Como no podía ser de otra manera, magníficos los cortes de carne roja a la parrilla, como el Chuletón de vaca vieja (12 años) que tuvimos ocasión de probar. Cerveza Cruzcampo, como guiño a lo local, pero también sidra, Txakoli de muy buena factura, tanto guipuzcoano como vizcaíno, o un muy exclusivo Malbec argentino proveniente de viñedos propios (zona de Mendoza) de un cuerpo y una estructura muy potente.

Orio está en la calle Santo Tomás, 9. Junto al Archivo de Indias, la Catedral y el Alcázar sevillanos.

Rape con salsa donostiarra

Ostra y Gilda, no hay producto modesto si es excelente