academia andaluza de gastronomía y turismo

Fotografía: Manolo Manosalbas

Texto: Javier Compás

En Gastrobaris Magazine nos alegramos particularmente del reconocimiento a los profesionales que han dedicado toda una vida a la excelencia en su negocio. Hoy nos hacemos eco de la nota de prensa remitida por la Academia Andaluza de Gastronomía y Turismo (AAGyT) en referencia al Premio Freixenet a Toda una Vida 2018, concedido a Francisco Ramírez, fundador en 1972 del restaurante malagueño El Refectorium.

Vista de Málaga desde El Refectorium del Campanario

Según la nota remitida por la AAGyT, se concede el Premio Freixenet a Toda una Vida 2018 a Francisco Ramírez por su trayectoria, su buen nombre, profesionalidad contrastada y toda una vida dedicada a la proyección de la Gastronomía Andaluza.

Estos premios se conceden con carácter anual desde el año 2014, por decisión de los órganos de representación de la propia AAGyT, con la finalidad de servir de acicate y reconocimiento a la labor realizada por los premiados en pro de la evolución y el progreso en Andalucía de la gastronomía, la sana alimentación; la nutrición adecuada y/o la educación para la Cultura Gastronómica.

La Academia Andaluza de Gastronomía y Turismo entregará estos premios el día 19 de marzo de este recién estrenado año, en Málaga dentro de las actividades que tendrán lugar con motivo de su Asamblea General Ordinaria de 2018.

Francisco Ramírez lleva más de cuarenta años poniendo en práctica en su negocio hostelero la máxima de cuidar al máximo la calidad del producto, tratándolo con delicadeza y creatividad, pero respetando siempre su protagonismo. Junto a esa elaboración respetuosa con los sabores naturales, una presentación impecable y un complemento indispensable, el exquisito trato al cliente.

Con quince años, Ramírez se inició en la hostelería de la mano de su padre. Después de trabajar en Torremolinos abrió su propio restaurante, Don Paco, en la barriada Virgen de Belén, y de ahí emprendió la cadena El Refectorium.

Sus hijos Belén, Sergio y Curri, criados entre fogones y con la restauración muy presente en sus vidas,  son hoy los responsables de seguir su tradición y combinarla con una cocina más vanguardista en los establecimientos con los que cuenta hoy en día el Grupo Refectorium: Refectorium en la Malagueta, Refectorium del Campanario y Refectorium Catedral.

Academia Andaluza de Gastronomía y Turismo