El miércoles 27 de Noviembre por la mañana, en la sede de Fundación Caja Rural de Sevilla, ha tenido lugar la presentación y jornada técnica de las recientemente creadas Indicación Geográfica Protegida (IGP) Manzanilla y de la IGP Gordal de Sevilla, ambas con un Consejo Regulador común y con la intención de proteger y potenciar a la aceituna de mesa sevillana.

Intervención de Rodríguez Villalobos, junto a él, Juan Luis Oropesa

La Diputación Provincial de Sevilla, a través de su marca “Sabores de la Provincia de Sevilla”, y con la presencia e intervención en el acto de su Presidente, Fernando Rodríguez Villalobos, apuesta decididamente por un producto que crea riqueza y puestos de trabajo en la provincia.

En palabras del Presidente, “Las denominaciones de calidad otorgan personalidad y acento propio al producto que avalan. Son una excelente carta de presentación, además de un instrumento de protección para productores y consumidores”, ha afirmado Rodríguez Villalobos, que ha celebrado que las IGP de las manzanillas y gordales vengan a sumarse al conjunto de figuras de calidad  de los productos gastronómicos sevillanos, como el aceite de oliva virgen de Estepa; el mantecado y el polvorón, también de Estepa; los anisados de Cazalla;  los vinos de la Sierra Norte de Sevilla; el vino de calidad de Lebrija;  o el vino de la tierra, o los tomates de Los Palacios, entre otras.

Jornada Técnica de las IGP Manzanilla y Gordal de Sevilla

Rodríguez Villalobos ha destacado la importancia que la aceituna de mesa tiene en el territorio sevillano, líder andaluz en producción y en volumen de industrias de transformación, con un registro de 134 entamadoras que representan en torno al 60% del total de la región.  Estas etiquetas de calidad constituyen, a juicio del presidente de la Diputación, un instrumento para posicionar estratégicamente estas dos variedades de aceitunas sevillanas, “con todos los beneficios sociales y económicos que ello puede aportar a nuestra provincia”. En este sentido, abundó en la conveniencia de “caminar juntos en una misma dirección” para impulsar y promocionar el prestigio de estas dos variedades de aceitunas sevillanas, tanto dentro como fuera de nuestras fronteras, y, sobre todo, en la actual situación, “con los frenos que para las exportaciones están representando las políticas arancelarias de Estados Unidos».

En esta misma línea se ha pronunciado el presidente del Consejo Regulador de las IGP Manzanilla y Gordal de Sevilla, Juan Luis Oropesa, quien hace un llamamiento a las empresas del sector para que se inscriban en el Consejo Regulador, aunando así los esfuerzos de productores, envasadores, y empresas comercializadoras, al objeto de fortalecer el sector ante amenazas como las que representan los aranceles estadounidenses.

Degustación de aceitunas en el acto

La joven Academia Sevillana de Gastronomía y Turismo, que estuvo representada en el acto por su presidente, Julio Moreno y por Almudena de la Maza, una de sus miembros, ha declarado 2020 a la aceituna de mesa sevillana como producto del año y en su apoyo se ha firmado un protocolo de colaboración con el Consejo Regulador de ambas IGP.

La sesión ha incluido una jornada técnica, con una conferencia a cargo del presidente del Consejo Regulador de las IGP, Juan Luis Oropesa, y una cata magistral de aceitunas de las variedades gordal y manzanilla, además de una degustación de las seis empresas inscritas en las IGP y adheridas a la marca “Sabores de la Provincia de Sevilla”.  La clausura ha corrido a cargo de la directora general de Industrias, Innovación y Cadena Agroalimentaria de la Junta de Andalucía, Carmen Cristina de Toro Navero.