La Fundación Espacios Naturales de Andalucía, Andanatura, ha organizado una mesa redonda este pasado miércoles 4 de abril en las instalaciones de Hacienda de Quintos (Dos Hermanas, Sevilla), en torno a las pequeñas empresas agroalimentarias y productos singulares de Andalucía, con el subtítulo ¿una oportunidad de desarrollo?

Presentó el acto Julio Campos, de Andanatura, dando la bienvenida a los diversos actores del sector, unos veinticinco asistentes, e introdujo el tema principal del día, el Proyecto PROTOTYPING AAA, que después desarrolló más extensamente Jerónimo Sánchez.

Campos aclaró que la triple A presente en el título responde a que la experiencia abarca la zona occidental de Andalucía, y las regiones portuguesas del Algarve y Alentejo, con el fin principal de apoyar la salida al mercado de nuevos productos agroalimentarios. Para ello, la metodología del estudio comprende el análisis del entorno, la caracterización de las empresas, la capacitación de los empresarios y la colocación de los productos en el mercado.

Por su parte, Jerónimo Sánchez entró a detallar más pormenorizadamente los resultados y conclusiones del estudio realizado, abriéndose después un interesante debate entre los integrantes de la mesa.

Asistentes a la mesa redonda de Andanatura

El Proyecto Prototyping abarca el amplio concepto de emprender en el sector agroalimentario, para conseguir ayudar técnicamente, con una metodología determinada, a desarrollar una nueva empresa, o lo que es lo mismo, “llegar desde la idea al negocio”. Todo ello circunscrito a PYMES del ámbito rural.

Algunas notas llamativas sobre el estudio realizado:

Todos los empresarios contactados tienen más de 26 años, incluso casi la mitad tienen más de 45 años, lo que parece demostrar que el sector no resulta muy atractivo laboralmente para los más jóvenes.

Todas las empresas estudiadas están bien situadas en Internet, incluso con tienda virtual, pero con escaso negocio efectivo por este canal. En este sentido, difícilmente invierten en consultorías o empresas de comunicación.

Piensan en general que es importante comercializar sus productos al amparo de algún sello de calidad, Denominación de Origen o Indicación Geográfica Protegida (IGP), aunque existen pocas denominaciones de este tipo en la región. Todas declaran poseer departamento técnico, algunas departamento comercial y casi ninguna departamento de exportación. Son empresas en general muy especializadas en producir, no en comercializar.

El 70% de las ventas de este tipo de empresas se circunscribe al ámbito regional, con un 22% de media de ventas en España, el 6% en la Unión Europea y tan solo el 1% en países terceros. Solo un 31% de empresas tiene en plantilla un angloparlante.

Más datos. El 34% produce para otras marcas, salvo en el sector quesero. Normalmente se preocupan por la innovación y están interesados en sacar nuevos productos.

Por último, se ha especificado un estudio sobre diez productos icónicos de la región y como, en general, se localizan geográficamente en torno a ellos, como puede ser la zona quesera de la Sierra de Cádiz, la cárnica en las sierras del norte de Huelva y Sevilla, las salsas del Aljarafe sevillano, el aceite de oliva en la zona sur de Córdoba y Campiña sevillana, las conservas de pescado en las costas de Cádiz y Huelva, la aceituna de mesa sevillana y otros productos.