Javier Almansa
Fotografía: Manolo Manosalbas
Textos: Javier Compás

La familia Almansa comercializa carnes de primera calidad en Sevilla desde la década de los años sesenta del pasado siglo. El padre de Javier Almansa, hombre carismático y enamorado de la gastronomía de res, se inició como carnicero en el Mercado de Triana junto a Manuel Ruíz, ambos fundaron la emblemática carnicería que pervive hoy en la plaza de la Alfalfa y que regenta actualmente el hermano de Javier Almansa, Antonio.

Cuando aún en Sevilla no se comercializaban piezas de las mejores razas, Antonio Almansa padre recorre España buscando y conociendo los mejores ganados para carne, introduciéndose en la mejor hostelería sevillana como distribuidor. Tras la Expo de 1992, se hace con un restaurante en Gines que llegó a ser el asador más afamado de la provincia durante 20 años.

Javier Almansa

Javier Almansa ha sido el continuador de la línea hostelera familiar y, tras un periodo en una histórica casa de la céntrica calle Zaragoza de Sevilla, abrió el 2 de Mayo de 2017 el Restaurante Javier Almansa en la esquina de la calle Albareda con Jaén, a dos pasos de la Plaza Nueva y en una zona de variada oferta gastronómica, pero donde hay que separar el grano de la paja y donde, sin duda, Almansa se coloca entre las referencias de calidad.

Comedor de Almansa

Almansa “pasión y brasas”, como reza el grabado de su elegante y coqueto comedor. El local, moderno y funcional, se divide en dos zonas, en la entrada, la barra y mesas altas donde es posible tapear, desde donde se observa la gran parrilla, elemento fundamental de una cocina a la vista. Cuatro grifos de llamativa presencia escancian cervezas Cruzcampo normal, Gran Reserva, Radler y sin alcohol. Una pizarra nos canta una buena selección de vinos generosos andaluces. Magnífica cava de vinos climatizada separa dos ambientes y da paso al comedor, vestido de mantel, con un cuidado menaje donde destacan las copas Riedel para el vino, las mejores del mercado. Elegantes maderas de tonos claros envuelven un agradable espacio.

Chuletón de Simmental sobre las brasas

Decíamos que la protagonista es la parrilla, no en balde la tradición en la casa así lo demanda y, además, Javier Almansa se ha preocupado de seguir formándose, con estancias en el Basque Culinary Center o en la Escuela de Hostelería de la Fundación Cruzcampo. Un cierto aire vascuence se respira en este asador, que usa carbón vegetal de encina para unas carnes que provienen de los mejores proveedores nacionales. Su carta refleja esa variedad indicando en ella razas, procedencias y diferentes tiempos de maduración de los cortes.

Ensaladilla de Bogavante

Parrilla sobre la que también se ponen pescados, que acompañan en una carta, por lo demás, donde podemos encontrar una amplia oferta de entrantes tanto fríos como calientes. Así señalemos algunos platos que se deben probar como su Ensaladilla de bogavante, unas buenas anchoas y unas sardinas ahumadas de lomos carnosos y bocado gustoso. Destaquemos también el Steak Tartar de Vaca Gallega presentado en hueso de tuétano, perfectamente aliñado y con una salsa de mango y curry que potencia agradablemente su sabor. Unos espárragos “cojonudos” de La Catedral de Navarra no son mala opción tampoco.

Sardinas ahumadas

Tortilla de bacalao

 

 

 

 

 

 

 

En esas pinceladas norteñas que antes señalábamos, la Tortilla de bacalao, ojo, no la tortillita típica sevillana. También el Revuelto de morcilla de Burgos y langostinos, un arriesgado matrimonio que hay que probar para comprobarlo. Y siguiendo con entrantes para compartir, o no, su Trilogía de cocochas, para disfrutarlas rebozadas, a la parrilla o en salsa al ajillo. Y para los amantes de la casquería el surtido de cordero: mollejitas, hígados, riñones y sesitos de lechazo.

Steak Tartar y Pulpo asado

Hay mucho más, la carta da para varias visitas al restaurante. Pero volvamos a la parrilla, decíamos que por ella también pasan pescados, Pulpo tostado a la brasa, Rape, Bacalao, Corvina o algún otro que esté fresco en el  mercado. Aunque la reina de la casa es la buena carne: desde brazuelos o chuletillas de cordero, cortes de cerdo ibérico y una cuidada selección de carnes rojas de vacuno donde podemos decidirnos por espectaculares chuletones para compartir entre 2 ó 3 personas, o lomos y solomillos. Sabrosas carnes nacionales como la Vaca Rubia Gallega, el Buey Gallego o el Retinto gaditano o internacionales como la Simmental Bávara (Alemania), la Roja Polaca o la Black Angus de origen escocés.

Brazuelo de cordero

Para acompañar todas estas delicias una buena selección de vinos, en una carta donde, además podemos pedir por copas, siempre servidas de botellas magnum. En la relación las principales denominaciones españolas con gran protagonismo de clásicas bodegas riojanas y ribereñas, aunque también se atienden otras zonas. Los tintos son casi en un 90% crianzas y el resto reservas. Marcas como Muga, Martínez Lacuesta, Mauro, Abadía Retuerta y muchas más, son el complemento perfecto para uno de los sitios más serios de carne que hemos conocido en Sevilla.

Brasas de carbón vegetal y pieza de Simmental bavaro

Para terminar una selección de cinco postres caseros, entre los que triunfan la Milhojas de nata con caramelo caliente y la Torrija de pan brioche. Una suficiente selección de primeras marcas de espirituosos, están a disposición de quien quiera disfrutar de una relajada sobremesa.

Milhojas de nata y chocolate caliente

Restaurante Javier Almansa
C/ Albareda, nº 13
41001 Sevilla
Teléfono reservas: 955 648 718
Horario: 13:00 a 17:00 y 20:30 a 24:00
Descanso domingos noche
Parking Albareda