Israel

La Oficina Nacional Israelí de Turismo para España y Portugal, ha elegido Sevilla para iniciar una serie de almuerzos con medios para promocionar y dar a conocer, toda la oferta turística, cultural y gastronómica que ofrece Israel.

Compañeros de medios con Dolores Pérez Frías, Directora de la Oficina Nacional Israelí de Turismo para España y Portugal

La cita en Sevilla fue en el restaurante Comer con Arte, un local en la zona de la calle Sinaí (Nervión) que ofreció una magnífica comida, no hablemos de los vinos, y al que, otra ocasión será, nos gustaría visitar más centrados en su carta.

Dolores Pérez Frías, Directora de la Oficina Nacional Israelí de Turismo para España y Portugal, nos atendió estupendamente en un almuerzo distendido, donde no se cansó de responder a nuestras preguntas sobre el país al que representa y de darnos explicaciones muy ilustrativas para conocer la actual idiosincrasia y las posibilidades que ofrece el, más cercano de lo que parece, territorio israelí (4 horas de avión desde Barcelona y 5 desde Madrid).

Ambiente y tapas. Israel vive en la calle

La creación del Estado de Israel moderno data de 1949, pero la tradición de este pueblo en la zona se remonta a miles de años. Tras la Segunda Guerra Mundial se funda el moderno Israel, a él acuden judíos de 12º nacionalidades que traen cada uno no solo sus idiomas de origen y sus costumbres, sino también sus diferentes gastronomías, las cuales se funden con la tradición ancestral mediterránea de sus raíces en la “Tierra Prometida” y se adapta a los productos de la zona.

Tienda tradicional

 

 

Junto al tradicionalismo de Jerusalén, capital de las tres religiones del Libro, donde conviven musulmanes, judíos y cristianos, tenemos la modernidad de la capital del Estado, Tel Aviv, una ciudad cosmopolita y moderna, donde la creatividad es marca de identidad y donde se está produciendo una eclosión de nueva gastronomía. Capital así mismo de la cultura vegana, relacionada con la tradición alimenticia del pueblo judío y la cocina Kosher, serie de normas para una adecuada alimentación, con base en la Biblia, y que, además, proporciona un mayor control sanitario de los procesos alimenticios.

Israel, encuentro de culturas

El legado sefardí, judíos de origen español, se conserva en Israel, pero además el idioma español está de moda y, con él, las tapas triunfan entre un pueblo que gusta de vivir en la calle, pudiéndose encontrar mercados gastronómicos abiertos las 24 horas del día. El flamenco también gusta mucho a los israelíes, por ejemplo el bailaor sevillano Rafael Amargo tiene academia en Tel Aviv.

Pero además de Jerusalén y Tel Aviv, el país ofrece otras regiones interesantes. En el Norte se encuentra el Israel más verde, donde existen casi 100 bodegas y viñedos. En contraste, el desierto del Neguev, que llega hasta el Mar Muerto y el Mar Rojo, es un espectáculo de Naturaleza, llegando hasta Eilat, la ciudad costera más al sur y punto vacacional de suaves temperaturas todo el año, donde se puede disfrutar de sus 150 restaurantes y 20 playas.

Pues un brindis por Israel y como dicen ellos: LeJáim ¡Por la vida!