La primera vez que visité Riberexpo, a principios de este siglo XXI que tanto prometía, no más de 50 bodegas de Ribera de Duero exponían sus vinos en el polideportivo de Peñafiel. Una de ellas era Bodegas Ismael Arroyo, una bodega familiar fundada en 1979, aún no existía la Denominación de Origen Ribera de Duero. Ismael Arroyo, en 1982 sería uno de los artífices de esta D. O., hoy una de las más importantes de España.

Viñedos Val Sotillo

La feria de vinos de Peñafiel no corrió tan buena suerte como la mayoría de sus vinos, tras 17 años de celebrarse, el Ayuntamiento de Peñafiel ha pasado el testigo en cierta forma al de Aranda de Duero que estos días celebra la gran cata popular Premios Envero 2018.

El pasado mes de Marzo falleció Ismael Arroyo a los 88 años de edad. Los Premios Envero que organiza el Ayuntamiento de Aranda de Duero, han decidido dedicar este año su Premio de Honor en homenaje póstumo al bodeguero recientemente fallecido, uno de los pioneros de la Denominación de Origen Ribera del Duero en el año 1982.

Una familia vinculada al mundo del vino desde hace 400 años, historia plasmada en la impresionante bodega subterránea del siglo XVI que alberga las barricas de roble donde maduran los vinos Val Sotillo, elaborados con las uvas procedentes de los viñedos familiares del término de Sotillo de la Ribera, 25 hectáreas de Tinta del País con una edad media de 50 años.

La concesión del Premio de Honor se realizará el 21 de junio en el transcurso de una gala en la que también se entregarán los galardones a los vinos ganadores de esta XXI edición de los Premios Envero.

Bodega subterránea Val Sotillo

Todo está ya preparado para la gran cata popular de #ENVEROLOVERS, que se llevará a cabo el próximo sábado 12 de mayo en el Recinto Ferial de Aranda de Duero de 12:00 a 14:00 horas y se completará con un programa de actuaciones musicales: elENVEROFEST. Este año actuarán en este espacio de la plaza Mayor arandina: Divertimento folk, Bardos Druidas y Abrojo folk.

Esta edición de 2018 ha completado en tan sólo cinco días los 1.000 catadores solicitados, y curiosamente 478 (el 46%) son de la ciudad y de los pueblos de alrededor, creciendo espectacularmente la participación local en 184 personas. De Madrid proceden 153, (14,73%) y del resto de España 160 (15,40%).  Se han inscrito también 94 catadores de Valladolid, 73 de Burgos y 63 del resto de ciudades de Castilla y León. Además, el número de participantes extranjeros se ha incrementado un poco con respecto a 2017 y este año hay registrados 18.

Las bodegas participantes ascienden, en esta edición, a 83 y el número de muestras a 190, de las que 18 son rosados; 10 jóvenes; 56 jóvenes roble, 55 crianzas, 16 reservas y grandes reserva y 35 de autor o alta expresión.