Amigo del Día es una iniciativa global sin ánimo de lucro para apoyar los pequeños restaurantes afectados por la crisis de COVID-19. El primer evento que han programado es un proyecto llamado “¿Quedamos a comer?”, una campaña de 11 días para animar a las personas a comer fuera entre semana, a un precio excelente.

La iniciativa pretende generar conciencia y relaciones públicas para los restaurantes locales, ayudándoles a reconectar con sus clientes, además de atraer a nuevos. Para hacer eso, están intentando movilizar a bloggers y periodistas gastronómicos, foodies y profesionales de la alimentación, bebidas incluidas, para ayudar a registrar restaurantes y correr la voz; participar es gratis.

Chelsea Anthon

La idea de Amigo del Día fue concebida en la primera etapa de confinamiento por dos empresarias con sede en Barcelona: la experta en marketing digital hispano-australiana Chelsea Anthon y la propietaria de un restaurante, la estadounidense Erin Nixon, se ha iniciado en España pero tiene vocación global. Al haber trabajado con la industria de restauración, vieron la necesidad de una respuesta socialmente responsable y comunitaria, para ello han unido fuerzas con la experta en redes sociales Mila Nikolova y con Lior Shechori, guía de turismo gastronómico, para ayudar a lanzar la campaña.

En definitiva lo que se pretende es animar a todos a quedar con sus amigos para hacer un menú del día en restaurantes locales entre los días 20 y 30 de julio, Día Internacional de la Amistad de las Naciones Unidas. De esta forma se crea conciencia de la necesidad de apoyar a estos pequeños negocios no solo en las primeras semanas de desconfinamiento sino a más largo plazo.

Es una idea sencilla. La gente invita a compañeros de trabajo o amigos para ser Amigos del Día. Entran en la web y encuentran un restaurante en su zona que ofrezca menú (sea delivery, take away o in situ). Las personas disfrutan una buena comida con sus seres queridos y los restaurantes se van recuperando. Todos los detalles en su página web.