Mientras el expresidente de los Estados Unidos de América, Barak Obama y “compañeros mártires” disfrutaban en Sevilla de las excelencias de los vinos de Rioja y Rueda en la comida de gala de la cumbre de la WTTC (Consejo Mundial de Viajes y Turismo) celebrada en Sevilla, en Madrid se ha desarrollado el I Congreso Internacional sobre los Vinos Tradicionales de Andalucía, contrastes de la vida.

El Círculo de Bellas Artes de Madrid ha sido el escenario principal de la celebración de este primer congreso internacional sobre los vinos tradicionales andaluces que ha contado con diversas ponencias, catas y muestra de bodegas, durante los primeros días de Abril en los que se ha desarrollado.

La organización del Congreso enumera los objetivos principales del mismo, que no son otros que reivindicar el origen histórico común de los vinos tradicionales elaborados en Andalucía y transmitir la personalidad y su evolución en las citadas zonas productoras. En segundo lugar defender la singularidad, exclusividad, calidad y unicidad de los sistemas de elaboración y envejecimiento de los distintos Vinos de Andalucía. Y también definir y debatir sobre la actual situación de los vinos incidiendo en el origen, la excelencia, la innovación, la salud, la sostenibilidad, la internacionalización, el turismo, la cultura y el desarrollo económico y social.

La Consejera de Agricultura, Ganadería, Pesca y Desarrollo Sostenible de la Junta de Andalucía, Carmen Crespo visitando el Congreso

La ponencia inaugural, la mañana del lunes 1 de Abril, corrió a cargo de la periodista internacional y Master of Wine, Sarah Jane Evans. Posteriormente y tras la inauguración institucional del Congreso, diversos temas a cargo de profesionales del sector que trataron distintas cuestiones sobre el vino andaluz, tales como la Génesis de una Vitivinicultura Singular, una cata sobre vinos de crianza biológica, otras sobre vinos generosos y vino naranja del Condado de Huelva o vinos dulces Pedro Ximénez, el equilibrio del tiempo. Y esto solo el primer día.

El martes se compusieron diversos ponentes en torno al tema suelos y pagos de Andalucía. Posteriormente Jesús Barquín habló sobre Flor, encabezado y viña: dónde estamos y hacia dónde vamos y Pancho Campo trató sobre la incidencia del cambio climático sobre los vinos de Andalucía. Tras otras ponencias, el martes se cataron vinos de la variedad Moscatel, a cargo de Telmo Rodríguez, y vinos de la D. O. Málaga.

La jornada de cierre, miércoles 3 de Abril, se trató sobre aspectos comerciales del vino andaluz y el papel de los nuevos consumidores, enlazándolo con el enoturismo como nuevo nicho comercial para el mundo del vino. La última ponencia, antes de la clausura oficial del Congreso, estuvo a cargo de César Saldaña que habló de El futuro que deseamos para los Vinos Tradicionales de Andalucía y qué podemos hacer para que ocurra. Por la tarde diversas catas de vinos de Jerez y Montilla – Moriles.

Cuatro han sido las Denominaciones de Origen representadas en este Congreso, Montilla – Moriles, Condado de Huelva, Málaga y Jerez – Manzanilla. Esperemos que para futuros congresos tengan cabida vinos de otras zonas muy importantes en el vino andaluz, aunque no estén constituidas como D. O.