Son días de abrir una buena botella de vino en casa y coger un buen libro, dentro de estos duros momentos que estamos viviendo, mantengamos la calme y adoptemos las medidas que indican las autoridades. Pero no olvidemos tantos profesionales que lo van a pasar mal económicamente con esta crisis sanitaria.

Desde Gastrobaris Magazine queremos mostrar nuestro apoyo a todos los negocios de hostelería, bodegas, alimentación, productores, sectores a los que, especialmente en Sevilla, va a golpear duramente en este inicio de la primavera, las restricciones y los cierres tomados como medidas necesarias para controlar y frenar la expansión del COVID-19.

A la vez, pedimos al Gobierno de la nación y a los entes regionales competentes, que activen medidas urgentes de apoyo. Nuestra hostelería es uno de los pilares básicos de nuestra economía, nos dan servicio a todos nosotros y a todos los que nos visitan, siendo, en la mayoría de los casos, pequeñas empresas y autónomos, para los que esta situación va a dar un golpe muy duro a sus economías. Alquileres, mercancías, nóminas de empleados, han de seguir haciendo frente a todo ello con las puertas cerradas, las que muchos ya han empezado a cerrar sin que nadie los obligue en un verdadero gesto de responsabilidad civil.

Cuando todo esto pase, que pasará y pronto, volverá la alegría de nuestras terrazas, el bullicio de nuestras barras, el placer de disfrutar de nuestras tapas y platos en esos establecimientos que hoy se han de sacrificar y que después nos necesitarán para seguir adelante, un camino de esfuerzo, de muchas horas de trabajo, siempre al servicio de sus clientes y para que disfrutemos de nuestra magnífica gastronomía.

Pero ahora es tiempo de responsabilidad y sacrificio, por ello desde Gastrobaris, creemos un ejercicio de coherencia no publicar reportajes y artículos de bares, restaurantes, catas y demás acontecimientos gastronómicos en los próximos días, al menos hasta que esta grave crisis empiece a remitir, esperemos que lo antes posible, ahora no hacemos ningún favor saliendo a los bares, ahora el favor que mejor podemos hacernos es permanecer en casa para que esta pesadilla pase cuanto antes.